Provincia de Cádiz

El TS absuelve a un acusado condenado por un alijo de 2,5 toneladas de hachís

  • La Audiencia ya había absuelto al patrón y copropietario del pesquero de Chipiona que transportaba el cargamento

El Tribunal Supremo ha absuelto a un sanluqueño que fue condenado el año pasado por la Audiencia Provincial de Cádiz por su participación en un alijo de 2,5 toneladas de hachís hallado en un pesquero en el puerto de Chipiona. La Audiencia condenó en esa causa a cinco años de prisión al ahora absuelto y a otros dos procesados y exculpó al patrón y copropietario del barco.

El Supremo afirma, en contra de lo que sostiene la sentencia revocada, que no hay suficientes pruebas que acrediten que G., uno de los tripulantes del pesquero, participaba en la operación de tráfico de drogas. La Guardia Civil lo vio en los alrededores del muelle en el que atracó el pesquero con el cargamento de hachís. Un agente observó que G. tenía una actitud vigilante, que estaba nervioso y pendiente del pesquero y que se fue de allí cuando llegaron los guardias. Pero G. admitió que sí estuvo en el puerto y que si estaba atento al barco era debido a la extraña ubicación del pesquero, anota el Supremo al argumentar que no puede ser aceptada esa presencia en el lugar como prueba suficiente para condenar.

La nueva resolución ratifica en cambio la condena a los otros dos procesados, también tripulantes del pesquero. Ambos partieron en la embarcación desde el puerto de Chipiona la mañana del 19 de diciembre de 2006, según relata la sentencia, y se dirigieron a un punto desconocido donde cargaron el pesquero con 84 fardos de hachís procedente de Marruecos. Repartieron la droga entre la bodega de proa y popa y regresaron a Chipiona, donde llegaron hacia las dos de la tarde.

El pesquero atracó en su lugar habitual del puerto pero hacia las cinco de la tarde, los dos procesados condenados llevaron la embarcación hasta un lugar cercano a la lonja, explica la resolución. Pretendían desembarcar el hachís allí cuando las condiciones lo permitieran. Fue entonces cuando la Guardia Civil observó la presencia de G. en torno al pesquero, en el que los agentes hallaron unos 2.500 kilos de hachís. Los dos acusados condenados también presentaron recursos, como G., contra la sentencia dictada por la Sección Tercera de la Audiencia en febrero del año pasado.

El Tribunal Supremo los desestima y afirma que resulta increíble que los procesados hubiesen podido navegar en la embarcación con más de dos toneladas y media de hachís a bordo sin apercibirse de su presencia. El pesquero tenía 12 metros de eslora 3,30 de manga. Los acusados negaron haber cargado los fardos de hachís y dijeron que ni los habían visto.

La resolución considera que no hay una explicación satisfactoria por parte de los acusados y señala que la embarcación apenas tenía por aquellas fechas actividad pesquera: que consta que en los días anteriores a la captura del alijo no había realizado ninguna salida del puerto. También comenta que los dos procesados condenados dijeron, al asegurar que no tenían nada que ver con el hachís encontrado en el pesquero, que no hicieron otra cosa en todo el día más que faenar, que cogieron un kilo escaso de langostinos y que no los llevaron a la lonja: que se los quedaron para ellos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios