Provincia de Cádiz

De Torre: "Hay 300.000 usuarios que dependen de los conciertos"

  • El subdelegado del Gobierno pide a la Junta que zanje la incertidumbre sobre la empresa Pascual

El subdelegado del Gobierno en  Cádiz, Javier de Torre, recriminó ayer a la Junta de Andalucía la "situación de incertidumbre e intranquilidad" que había generado tanto entre los profesionales que trabajan en la empresa privada Pascual y Pascual como entre los miles de usuarios que se benefician de la sanidad privada: en torno a 300.000 en toda la provincia, recordó. Ni unos ni otros -afirmó- merecen que la Junta "juegue" con su tranquilidad, especialmente, si se trata de un tema trascendental como es la salud. 

 

De Torre, que presidió en La Isla una nueva reunión de la comisión de asistencia de la Subdelegación, mostró su preocupación ante la deriva que había tomado la renovación de los conciertos que la Junta de Andalucía mantiene con la sanidad privada y que en Cádiz afecta a los cinco hospitales de Pascual. 

 

El subdelegado del Gobierno, que pidió a la Junta de Andalucía que acabara con la incertidumbre que ha generado al respecto y mostró su apoyo a los trabajadores de la sanidad privada que se han visto afectados, recordó que Cádiz es la provincia andaluza que mayor número de conciertos  mantiene con entidades privada para la prestación de asistencia sanitaria: cinco de los 16 que funcionan en la comunidad autónoma. "Es el modelo que ha elegido la Junta de Andalucía y que lleva 20 años funcionando. En Andalucía se ha apostado por una sanidad que en buena medida está en manos de entidades privadas", reiteró De Torre al tiempo que emplazó a la Junta a dar explicaciones. "Si la Junta no pretende apostar por este tipo de sanidad, que lo diga y que explique por qué ahora piensa que no es el modelo adecuado", inquirió al reprochar a la Administración andaluza que pusiera en peligro la asistencia sanitaria de parte de la población. "No puede haber incompatibilidades en un modelo que han fijado ellos", reiteró. "Y en los presupuestos de la Junta, que están elaborados desde noviembre, debe estar previsto de antemano qué cantidad se destina a la sanidad privada concertada". 

 

El subdelegado del Gobierno en la provincia aludió también a otro tema vinculado a la sanidad que se ha relacionado con la situación de los conciertos que la Junta tiene con entidades privadas: la cesión del hospital de San Carlos al Servicio Andaluz de Salud. De Torre aseguró que la situación actual "en ningún momento va a suponer un retroceso o atraso en el proceso que se ha emprendido para la cesión del hospital". Las negociaciones -afirmó- marchan según lo previsto, se espera que lleguen a buen puerto antes del 30 de junio y actualmente se centran en la transferencia del personal. 

 

Según los datos que ofreció De Torre, hasta la fecha se han incorporado a la base de datos de asistencia sanitaria un total de 287 mutualistas titulares de Instituto Social de las Fuerzas Armadas (ISFAS) y 371 beneficiarios, que  a partir de ahora serán atendidos por la red sanitaria pública que gestiona el SAS. El proceso -aclaró- continúa abierto. 

 

Con respecto al futuro del hospital de San Carlos, el subdelegado del Gobierno contrapuso la buena voluntad puesta de manifiesto por el Ministerio de Defensa con la apuesta de mínimos de la Junta de Andalucía. "El hospital tiene un coste anual de 25 millones y la Junta solo destina 11 millones en sus presupuestos. Está claro que San Carlos no tiene toda la dotación presupuestaria que debería tener", apuntó. En este sentido, reclamó claridad a la Junta de Andalucía y una apuesta firme para aprovechar todo el potencial del hospital. "No pido un hospital de 12 plantas para convertirlo en un centro de salud. Para eso hago un centro de salud", dijo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios