Vivir en Cádiz

Tráfico inicia una campaña con controles del uso del cinturón y sistemas de retención infantil

  • La DGT aumenta la vigilancia en la provincia esta semana. En 2020 controlaron más de 7.500 vehículos

Un hombre se coloca el cinturón de seguridad en el coche. Un hombre se coloca el cinturón de seguridad en el coche.

Un hombre se coloca el cinturón de seguridad en el coche. / M. G.

Aún hay personas que no utilizan el cinturón seguridad. No llevarlo puesto es, junto con la velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol, uno de los principales factores en la producción de lesiones. Hacer un uso adecuado de los sistemas de retención reduce a la mitad el riesgo de muerte en caso de accidente de tráfico.

Por ello, la Dirección General de Tráfico (DGT) va a desarrollar entre los días 8 y 14 de marzo una nueva Campaña Especial en la que los agentes del Subsector de Cádiz de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentarán la vigilancia del uso del cinturón de seguridad y de los sistemas de retención infantil (SRI) en vías urbanas e interurbanas.

El objetivo que se pretende, apuntan desde la Subdelegación del Gobierno, es que todos los ocupantes de los vehículos, adultos o menores, que viajen atrás o en asientos delanteros, hagan uso del cinturón de seguridad o del adecuado SRI, con independencia de la carretera por la que viajen.

El pasado año la campaña se realizó durante la semana del 9 al 15 de marzo y, aunque el confinamiento por la pandemia de Covid-19 comenzó el 14 de marzo, se controlaron más de 7.500 vehículos para comprobar que tanto conductor como pasajeros llevaban correctamente abrochado el cinturón de seguridad y que los menores viajaban en los asientos traseros con el sistema de retención infantil adecuado a su peso y talla.

En dicha semana, 156 personas, 16 de los cuales eran niños sin SRI, fueron detectadas y denunciadas en Cádiz por viajar en un vehículo sin hacer uso del cinturón de seguridad.

Aunque la mayoría de los vehículos controlados fueron turismos (86,36%, con el 89,10% del total de personas denunciadas), también se vigilaron taxis y autobuses (sin denuncias en ambos casos) y transportes de mercancías. En estos últimos vehículos se denunció a 17 personas, 11 conductores y 6 pasajeros.

De este modo, los agentes de la Guardia Civil de Tráfico controlaron 6.420 vehículos y detectaron a 51 personas, una de las cuales era un niño, que no utilizaba o no hacía un uso correcto de estos mecanismos de seguridad. De los 50 adultos infractores, el 68% eran conductores (34) y el 32% pasajeros (16).

Varios ayuntamientos gaditanos se sumaron a esta campaña. Los agentes de las Policías Locales de Algeciras, Barbate, Benalup, Chiclana de la Frontera, El Puerto de Santa María, Jerez de la Frontera y Puerto Serrano controlaron un total de 1.082 vehículos y denunciaron a 105 personas, 15 de las cuales eran menores. 64 de los 90 adultos  infractores iban al volante y 26 eran pasajeros.

La Dirección General de Tráfico puso en funcionamiento cámaras que controlan de modo automatizado el uso del cinturón de seguridad por parte de los conductores. El  60% de las cámaras se ubicaron en vías convencionales, que son las que registran mayor accidentalidad y siniestralidad, y el 40% restante en vías de alta ocupación.  Desde el aire, los helicópteros y drones también realizan labores de vigilancia del uso del cinturón.

Sistemas de seguridad

Estos sistemas de retención tienen una enorme eficacia para adultos y menores y reducen el riesgo de lesiones, tanto del conductor como de los pasajeros. El cinturón de seguridad es un seguro de vida. No hay que olvidarse de él y hay que llevarlo siempre abrochado, tanto en carretera como en ciudad.

Su uso protege de salir despedido del habitáculo, así como de impactar contra el parabrisas. El cinturón de seguridad funciona de forma complementaria con el airbag, ya que este dispositivo por sí solo no es eficaz.

En casco urbano, la posibilidad de resultar herido grave o muerto es 5 veces menor si se lleva puesto el cinturón.

En la colisión frontal de un vehículo que circule a 80 km/h el resultado suele ser de muerte o lesiones graves si sus pasajeros no llevan el cinturón de seguridad, mientras que el cinturón alcanza la máxima efectividad en los vuelcos, donde se reduce un 77% el riesgo de muerte.

Una colisión a 50 km/h equivale a caer de un segundo piso. Los ocupantes de un vehículo se desplazan a igual velocidad que dicho vehículo y,  en caso de frenada, el vehículo se detiene pero los ocupantes se desplazan. No utilizar el cinturón en los asientos traseros supone un gran riesgo, ya que en un impacto frontal la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser de hasta 8 veces mayor.

Prevención de daños en menores

Los S.R.I son el mejor seguro de vida del niño. Un niño sin sujeción multiplica por 5 las posibilidades de sufrir lesiones mortales o graves.

Nueve de cada diez lesiones infantiles graves o mortales se habrían evitado si se hubieran utilizado sistemas de retención obligatorios. Al igual que los adultos se ajustan el cinturón, a los niños les debe quedar ajustado el cinturón o arnés, sin holguras y sobre el hombro. Tienen que estar cómodos y seguros.

Si se utilizan adecuadamente los sistemas de retención infantil se ayuda a reducir hasta en un 75%  las lesiones en caso de accidente. Uno de los objetivos de la Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es “lograr que ningún niño pierda la vida por no ir correctamente sentado en una silla adecuada para su peso y talla”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios