Provincia de Cádiz

El abogado Ramón Dávila denuncia al juez Derqui por maltrato

  • El letrado gaditano presenta un escrito ante el CGPJ por las formas "totalmente improcedentes, agresivas e irrespetuosas" del magistrado titular del Juzgado de lo Social número 3 de Cádiz

El letrado Ramón Dávila en una comparecencia ante los medios en 2012. El letrado Ramón Dávila en una comparecencia ante los medios en 2012.

El letrado Ramón Dávila en una comparecencia ante los medios en 2012. / Jesús Marín

El abogado gaditano Ramón Dávila ha presentado una denuncia ante la Comisión Disciplinaria del Consejo General del Poder Judicial contra el juez titular del Juzgado de lo Social número 3 de Cádiz, Francisco de Borja Derqui-Togores de Benito, por maltrato a su persona y a un testigo durante la celebración de un juicio.

Tal y como recoge el escrito presentado ante el GGPJ, el pasado 27 de enero se celebró una vista oral (no concluida) en el Juzgado de lo Social 3 de Cádiz sobre un asunto de clasificación profesional. Ramón Dávila asistía a la parte demandante mientras que el abogado de la Diputación Provincial de Cádiz representaba al Ayuntamiento de Vejer como parte demandada.

Ese juicio, prosigue la denuncia, tuvo que ser suspendido a instancia del letrado del Consistorio vejeriego al sufrir Ramón Dávila un desvanecimiento que obligó a su asistencia médica por parte de los servicios de urgencias del SAS, que se personaron en la propia sede judicial.

Dávila aporta a su denuncia la grabación en vídeo de la vista oral en la que, según aduce, pueden apreciarse las formas "totalmente improcedentes, agresivas e irrespetuosas" con las que el juez lo trata, razón por la que formuló su protesta en sala a efectos de posteriores recursos.

Igualmente, prosigue la denuncia del abogado gaditano, Derqui "maltrató de forma completamente irrespetuosa a un testigo, un ex alcalde del Ayuntamiento de Vejer, hasta el punto de que el propio testigo puso de manifiesto ante el juez que se sentía maltratado".

"Es inexplicable que no haya sido advertido"

Como ya se ha dicho, la vista oral tuvo que suspenderse por el desvanecimiento que sufrió Dávila provocado por un intenso episodio de vértigo y mareo derivado del síndrome vasovagal que padece. "Como puede observarse en el vídeo, es el letrado contrario, al que agradezco su atención y preocupación, quien solicita la suspensión del juicio". Asimismo, Dávila subraya que Derqui no preguntó por su estado de salud en ningún momento a pesar de que permaneció durante casi dos horas en la sala, donde fue atendido por los médicos de urgencias.

Ramón Dávila considera que han sido violados los derechos a la tutela judicial efectiva de su clienta mediante el maltrato a su letrado y al testigo propuesto por la misma. Igualmente estima que el juez Derqui ha incurrido en un grave incumplimiento de su deber de neutralidad, imparcialidad y respeto. "Es impropio de un Estado de Derecho que un funcionario público, cuya obligación es impartir Justicia, lo haga de forma tan irrespetuosa con los derechos de los ciudadanos y con tan grave falta de consideración y respeto a la función del abogado".

"Sin duda alguna, concluye Dávila su denuncia, la actuación del magistrado constituye un manifiesto exceso y abuso de autoridad así como una falta grave de consideración respecto al letrado que suscribe así como respecto del testigo propuesto por esta parte, a quien literalmente maltrató de forma injustificada, incomprensible y de una manera claramente atentatoria a la dignidad de la persona, actuando de forma completamente dictatorial y absolutamente contraria a los principios democráticos que inspiran a nuestra Constitución".

Por último, el abogado gaditano apunta que el Consejo General del Poder Judicial debe ser consciente del malestar general existente entre abogados y graduados sociales por la forma de actuar del juez Derqui. "Es inexplicable que no haya sido advertido". 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios