Crisis en el sector aeronáutico Airbus: Los despidos pueden esperar

  • Empresa y sindicatos acuerdan buscar fórmulas que posibiliten de aquí a final de año impulsar bajas voluntarias en la plantilla con las que mitigar el impacto de los recortes en la producción

  • La compañía sigue teniendo sobre la mesa la reducción de 151 empleos en la planta de Puerto Real y de otros 135 en el CBC de El Puerto

Trabajadores de Airbus en Puerto Real, concentrados en la puerta de la fábrica, en una imagen del pasado mes de julio Trabajadores de Airbus en Puerto Real, concentrados en la puerta de la fábrica, en una imagen del pasado mes de julio

Trabajadores de Airbus en Puerto Real, concentrados en la puerta de la fábrica, en una imagen del pasado mes de julio / Julio González

Airbus se da un respiro. En la comisión central de empleo celebrada el miércoles, la dirección de la compañía en España y los representantes de los trabajadores acordaron buscar todas las fórmulas posibles para impulsar bajas voluntarias en la plantilla que permitan no tener que acometer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que podría ser traumático.

Se enciende por tanto una luz en un panorama que para nada es alentador, habida cuenta de que la compañía mantiene sobre la mesa su plan de adaptación Covid-19 y sus ajustes en la producción, lo que a día de hoy se traduce en una reducción de 889 puestos de trabajo en la división comercial de toda España (151 de ellos en la fábrica de Puerto Real) y otros 722 empleos de la parte de Defensa (135 de ellos correspondientes a la planta de CBC en El Puerto de Santa María).

Y a todo eso hay que sumarle que el ERTE que empezó a aplicarse en la división comercial de la compañía en España el 20 de mayo de 2020 expiró de manera oficial el mismo miércoles 30 de septiembre. Este ERTE no ha sido prorrogado, aunque la empresa se ha comprometido a explorar posibles oportunidades de nuevos planes de desempleo parcial de acuerdo con la nueva normativa aprobada esta misma semana por el Gobierno central.

Tanto el comité interempresas como el comité de la planta de Puerto Real valoraron ayer de manera positiva el resultado de la reunión celebrada el miércoles. El fantasma de un ERE y de un aluvión de despidos se ha logrado frenar, al menos por el momento. Ahora todo pasa por lograr consensuar antes de fin de año un plan de medidas sociales (jubilaciones anticipadas, bajas incentivadas, excedencias, ERTEs, etc.) que logren ir reduciendo el número de excedentes en la plantilla.

"Ambas partes hemos sido capaces de entender que es preciso agotar los canales de discusión y acuerdos para que de forma voluntaria se emitan medidas que minimicen el impacto que nos ha ocasionado la crisis por la que atravesamos", resumía el comité interempresas en un comunicado.

El comité de empresa de Puerto Real, por su parte, valoraba que, aparte de abordar las medidas necesarias para evitar la pérdida de empleo, en la reunión con la dirección quedara claro "la apuesta ineludible por el mantenimiento de cada una de las plantas dentro de Airbus"

Mientras se discuten y acuerdan estas medidas, se dio luz verde al uso de contratos relevo para que un centenar de trabajadores abandone la compañía en el conjunto del país a cambio de que otros tantos trabajadores pasen de ser eventuales a indefinidos, así como la creación de una bolsa de 250 horas por cada empleado, de manera que permanecerán sin trabajar percibiendo su salario, unas horas que devolverán cuando la empresa recobre la actividad.

 

     

          

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios