DIARIO DE JEREZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Desescalada

Los alumnos gaditanos volverán a las clases presenciales el próximo curso

  • El Gobierno andaluz apuesta por el regreso a las aulas "con normalidad" en el mes de septiembre

Un aula vacía en Cádiz Un aula vacía en Cádiz

Un aula vacía en Cádiz / D.C.

Unos 271.000 alumnos de 867 centros escolares de la provincia de Cádiz de las diferentes etapas educativas desde Educación Infantil hasta Bachillerato se despidieron prematuramente de las aulas a causa de la crisis sanitaria del coronavirus. No será ya hasta septiembre, para el comienzo del nuevo curso, cuando podrán regresar a las aulas para llevar a cabo su actividad de manera presencial y "con normalidad", o esa es al menos la idea del consejero de Educación y Deporte, Javier Imbroda. 

En una entrevista en Canal Sur Televisión, ha afirmado que "normalidad significa volver a la actividad presencial" en las aulas y que por ello, con todas las recomendaciones desde el Ministerio de Sanidad y la Consejería de Salud y Familias, trabajan para "tratar de establecer el marco más normal posible para que la actividad presencial vuelva en el mes de septiembre".

Imbroda ha explicado que "se está elaborando un plan de contingencia para la apertura de los centros educativos y el curso dentro de esta normalidad, para que sea lo más normal posible", toda vez que ha indicado que hay un equipo con miembros de la Consejería de Salud y la de Educación que "trabaja sobre esos planes para poder dar certezas a la sociedad y para que en la primera quincena de junio haya un informe definitivo para poderlo presentar y comunicar".

"Hay que dar certezas a la sociedad y que nadie dude de que se está trabajando para ir adquiriendo una normalidad progresiva y por supuesto esa normalidad progresiva se llama la vuelta a las aulas en el mes de septiembre", ha manifestado Imbroda.

En este sentido, y preguntado sobre la propuesta de la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, de aprovechar bibliotecas, aulas de audiovisuales, salones de actos o gimnasios en la 'vuelta al cole', Imbroda ha asegurado que este tipo de comunicación del Ministerio "no colabora en transmitir cierta tranquilidad", para añadir que los que tienen responsabilidades públicas en esta circunstancias tan excepcionales "tenemos que lanzar mensajes que nos vayan llevando hacia la normalidad, no hacia la anormalidad que ya de por sí estamos viviendo".

Además, Imbroda ha afirmado que "es muy aventurado decir esto a cuatro meses vista", para insistir en que aspiran "a transmitir un mensaje de una normalidad progresiva". Al respecto, ha abundado en que en el grupo de trabajo de Salud y Educación "trabajan distintos escenarios, pero el primero es que haya normalidad en el comienzo del curso que viene". "Normalidad significa volver a la actividad presencial y en eso es sobre lo que estamos trabajando", ha apostillado.

Sobre la vuelta a las aulas este curso, el titular de Educación ha vuelto a incidir en que "no hay vuelta de los alumnos en lo que queda de curso", para añadir que "lo que se está planteando es sencillamente que profesores se puedan incorporar a finales de junio, entre el 22 y el 30, para coordinación docente y pruebas de acceso a distintas etapas, que al igual que la Selectividad hay que organizar de manera presencial".

Cuestionado sobre si puede haber algún tipo de excepción para los menores de cero a tres años, Imbroda ha insistido en que "no hay vuelta a las aulas" y que "otra cosa es la conciliación", pero eso "es una competencia de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, por supuesto, con toda nuestra colaboración". "Ni los centros educativos son guarderías ni nuestros docentes son cuidadores", ha aseverado.

Además, ha recordado que en julio se pone el marcha el Programa de Refuerzo Estival, que "también va rodeado de todas las medidas de garantía, seguridad y protección para evitar cualquier tipo de contagio", ha insistido en su "rechazo" al aprobado general y en que "hay base suficiente para hacer una evaluación final" y ha apuntado que "aquellos que necesitan recuperar tendrán que irse a septiembre para recuperar las asignaturas que no puedan aprobar este final de curso".

Por último, y sobre el cambio de criterio en la concesión de becas, Imbroda ha señalado que el sistema público "tiene que estar a disposición de la igualdad de oportunidades entre todos los estudiantes y cubrir necesidades básicas de los alumnos para acceder al sistema", pero "a partir de ahí hay que premiar el esfuerzo", ha añadido.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios