Provincia de Cádiz

Los animales sueltos en la calzada provocaron 174 accidentes en 2012

  • 23 de ellos resultaron con víctimas mortales y 31 con heridos leves Tráfico llama la atención de los Ayuntamientos que, ante la crisis, han abandonado su control y recogida

2012 arrojó cifras que dibujan al fallecido en accidente de tráfico a un varón de entre 35 y 44 años que viajaba en turismo por carretera convencional. El motivo del accidente la salida de la vía. Y para más detalle, uno de cada diez accidentes de carretera en la provincia a lo largo del año pasado fue provocado por la presencia de un animal vivo o muerto sobre la carretera.

La crisis vuelve a tener la culpa de algo. En esta ocasión, la subdelegación del Gobierno en la provincia de Cádiz llama o, mejor dicho, reclama, la atención de aquellos ayuntamientos que, con los recortes, han optado por no recoger los animales que han fallecido sobre el asfalto.

Y es que las cifras le imponen al Gobierno esta llamada de atención, ya que de los 1.635 accidentes de tráfico que se registraron en la provincia de Cádiz durante el año del Bicentenario, 174 (10,64%) tuvieron como móvil la presencia de un animal sobre la carretera, de los que 23 (13,21%) resultaron con alguna persona muerta.

El subdelegado del Gobierno en la provincia, Javier de Torre, ofreció ayer más datos, en presencia de María Engracia Fortes Leiva, subjefa de la Jefatura Provincial de Tráfico de Cádiz, sobre este tipo de siniestros en los que los animales juegan un desgraciado papel. De Torre destacó que la mayoría de ellos tuvieron lugar en la A-381, uno de los puntos negros de la provincia, y que los perros se llevan la peor parte (104 casos), quedando en segundo y tercer puesto el ganado bovino y el equino, respectivamente.

El único balance positivo en lo que accidentes de carretera se refiere es aquel que acaba sin víctimas pero , un año más, esto es, de momento ciencia ficción, a pesar de las fructíferas campañas protagonizadas por al Dirección General de Tráfico que reclaman la atención de todo aquel que tiene que coger un volante y echarse a la carretera.

Así, por desgracia, 2012 acabó con 1.635 accidentes de carretera, 30 más que el año anterior, aunque 247 menos que en 2010. Del total, 721 acabaron con víctimas, ya sean mortales o bien con heridos leves o graves.

27 de los 721 accidentes dejaron tras de sí víctimas mortales, 30 en total, que se suman a las 119 personas heridas graves y las 1.087, con dolencias más graves.

Con respecto a Andalucía, los accidentes mortales registrados en el año 2012 en la provincia representan el 13,8% con respecto al total de Andalucía, y el número de fallecidos el 13,6%, quedando la gaditana como la quinta provincia en número de personas que perdieron la vida en carretera, estando por delante Sevilla, Córdoba, Granada y Almería.

Javier de Torre destacó igualmente que, analizando la evolución del promedio mensual de víctimas mortales, se ha pasado de los siete fallecidos como promedio mensual en 2004 a los 2,5 muertos al mes durante el año pasado.

En cuanto al tipo de vía, destacar que la autopista no se apuntó ningún siniestro con fallecido, mientras que las autovías de la provincia fueron testigos de ocho fallecimientos. En primer lugar de este luctuoso ranking, las carreteras convencionales, en las que 22 personas (73% del total) pusieron fin a sus vidas. Aun así, De Torre resaltó los ocho fallecidos en autovía, de los cuales cuatro lo fueron en la Autovía Jerez-Los Barrios (A-381).

Y brutal ha sido el incremento en el número de fallecidos por salida de vía, con respecto a 2011, año en el que se registraron seis salidas con resultado mortal, mientras que en 2012 fueron 14, más del doble. En cuanto a los motivos de los siniestros, en segundo lugar está la colisión frontal y, en tercero, el atropello a peatones.

Tras la Comisión Provincial de Seguridad Vial que tuvo lugar ayer, De Torre destacó el importante descenso en el grupo de edad comprendido entre los 15 y los 24 años, ubicándose la tercera parte de los muertos en 2012 en el grupo de edad comprendido entre los 35 y los 44 años.

Y, entre otros datos, destacar que el turismo sigue llevándose la peor parte de los datos, aunque dos de los 30 fallecidos viajaban en bicicleta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios