Sanlúcar Aprobados los nuevos presupuestos municipales con el rechazo de toda la oposición

  • El Gobierno local PSOE-Cs también saca adelante sin ningún apoyo las cuentas de las empresas públicas para este año. 

El alcalde, Víctor Mora, votando en el pleno extraordinario de esta mañana. El alcalde, Víctor Mora, votando en el pleno extraordinario de esta mañana.

El alcalde, Víctor Mora, votando en el pleno extraordinario de esta mañana.

El Pleno del Ayuntamiento ha aprobado los presupuestos municipales de este año con los votos favorables del Gobierno local PSOE-Ciudadanos (Cs) y el rechazo de todos los grupos políticos de la oposición, a saber, IU, el PP, Podemos y Vox.

En la misma sesión, han salido adelante las nuevas cuentas de las empresas públicas Emulisan, Elicodesa y Emuremasa con el único respaldo de los dos partidos de la coalición de Gobierno, los votos en contra de IU, el PP y Podemos, y la abstención de Vox. En cuanto a las previsiones de ingresos y gastos de la firma Eressan, también han resultado aprobadas sin ningún voto de rechazo, pues la oposición en su conjunto ha optado por abstenerse.

La concejala de Economía y Hacienda (PSOE), Inmaculada Muñoz, explicó que los nuevos presupuestos del Ayuntamiento, incluidas las cuentas de las empresas municipales y los organismos autónomos, suman un gasto total de 60,6 millones de euros, lo que supone un incremento de 2,8 millones con respecto al año pasado. Muñoz destacó, entre otros aspectos, que reflejan “una apuesta por el empleo temporal” con una partida global superior a los dos millones de euros; “una gran apuesta por el incremento y mejora de los servicios públicos básicos”, como la limpieza viaria y el mantenimiento de los colegios, con un incremento de 774.000 euros que recoge la apertura del nuevo centro de atención a enfermos de alzheimer construido en Pino Alto; y “una apuesta por los servicios sociales”, cuyo coste total rebasa los cinco millones, incluido un plan de empleo municipal dotado con 540.000 euros.    

Igualmente, la delegada de Economía y Hacienda subrayó que suponen “una apuesta por la sociedad civil; los colectivos sociales, culturales y deportivos; y las pymes y autónomos”, recogiendo, por ejemplo, un “plan municipal de reactivación del empleo” con 280.000 euros.

Por otra parte, además de las obras proyectadas con el apoyo de otras administraciones, como la rehabilitación del Auditorio de la Merced, el capítulo de inversiones sube hasta los cuatro millones de euros para ejecutar actuaciones como la segunda fase de la Ciudad de los Niños.

Javier Gómez Porrúa (Cs), que definió estos presupuestos como “de tránsito” o “puente” con la vista puesta en los que han de acordarse para 2020, aseguró que sirven para “actualizar las previsiones que están totalmente obsoletas y son ineficaces porque proceden de 2016”, en alusión a los últimos presupuestos aprobados hasta la fecha.

Fernando Cabral (IU) argumentó que las nuevas cuentas dan continuidad a las medidas establecidas en los sucesivos planes de ajuste que se vienen ejecutando desde hace años con el rechazo de la coalición izquierdista. A su juicio, ponen de manifiesto que “el Gobierno local sigue sin ser sensible ante la realidad económica y social de la ciudad con la mayor tasa de desempleo y exclusión social del país”. Su compañera Carmen Álvarez, que también intervino, criticó especialmente los “recortes de personal” y la “contratación clientelar” en las empresas públicas.

Juan José Marmolejo (PP) censuró, entre otras cosas, la demora en la presentación de las nuevas cuentas, cuando faltan poco más de tres meses para que concluya el ejercicio. David Rodríguez Alhambra (Podemos) lamentó, por ejemplo, que “no ofrecen políticas sociales a la ciudad” con soluciones en materia de “empleo de verdad” y vivienda. José Manuel Martínez Ayala (Vox) emplazó al Gobierno local a negociar los presupuestos de 2020, aduciendo “la falta de tiempo” para “estudiar” los planteados en la sesión.    

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios