Provincia de Cádiz

En busca de una Isla accesible para todos

  • El grupo 'San Fernando Ciudad Accesible' de Facebook promueve diferentes acciones sobre accesibilidad Piden una biblioteca inclusiva o un museo accesible

"Imagina que fueses tú el único oyente mientras que el resto se comunica mediante lengua de signos. El único momento en el que podrías comunicarte con alguien sería en el pleno del Ayuntamiento", explica Sara Domínguez quien junto a Antonio Aparicio coordina el grupo de Facebook San Fernando. Ciudad Accesible con el que pretenden concienciar a la población sobre la importancia de la accesibilidad. "Hay que dejar de pensar que la accesibilidad se refiere únicamente a la silla de ruedas, va mucho más allá de eso. Como la persona que necesita un bastón o el carrito de bebé", aclara Domínguez.

Sara Domínguez y Antonio Aparicio, los coordinadores de este nuevo grupo, son dos personas concienciadas de la importancia de la accesibilidad para personas discapacitadas. Aunque Antonio se ha especializado en su implantación en el turismo y Sara haya optado por la vía de la educación. El objetivo de ambos es conseguir la visibilización de los problemas a los que se enfrentan las personas con algún tipo de discapacidad, ya sea física o intelectual. "Es cierto que existen actividades y talleres para personas con discapacidad pero por norma general están aislados del resto de la sociedad. Es necesario hacerlos visibles para que el resto de la población los acepte como una parte más de sí misma. Conocer la discapacidad te permite empatizar con ella y comprender sus necesidades.", explica Domínguez.

No se trata de un grupo de denuncias ,sino una plataforma donde compartir información sobre planes de accesibilidad que aparecen en diferentes ciudades o ideas que los miembros aportan para mejorar la calidad de vida de todos los isleños; o dar a conocer acciones formativas en materia de accesibilidad.

Entre los diferentes proyectos que surgen desde esta plataforma hay algunos que ya están rodando par su desarrollo como pueden ser la biblioteca inclusiva o los parques infantiles accesibles.

En palabras de Sara Domínguez, "sólo existen 20 libros sobre discapacidad y se habla sobre ella únicamente en términos médicos". "Además sólo hay un ejemplar en braille", lamenta Sara sobre los fondos de las bibliotecas de la ciudad. En este sentido, su objetivo es conseguir que estos espacios públicos sean no sólo un punto de lectura sobre la discapacidad -más allá del aspecto médico-, sino también transformar el espacio con actividades de concienciación para niños y mayores.

Otra de sus peticiones es que el Museo Municipal, en su nueva ubicación, se organice desde el primer momento como un lugar accesible. "Es mucho mejor crear desde un primer momento un centro adaptado que ir poniendo parches con el paso del tiempo. Es cierto que la excusa que se da siempre es el tema económico pero hacer las cosas con cabeza no cuesta dinero", defiende. Domínguez hace referencia a una cuestión como es la forma de colocar los objetos en el espacio: "La rampa en la puerta es algo básico pero también el no poner, por ejemplo, un armario junto a una esquina que dificulte el paso a personas con movilidad reducida". En relación a esta petición de comenzar los proyectos pensando en la accesibilidad de todos los ciudadanos lamenta que la playa canina resulte de muy difícil acceso para ciertos colectivos "El camino de tablas resulta insuficiente para personas en silla de ruedas, personas de avanzada edad o incluso para familias con niños. No se puede decir que algo es para todos si todos no podemos entrar", comenta.

Para Domínguez lo principal está en educar a los más jóvenes de forma inclusiva: "Estos temas hay que trabajarlos desde pequeños con actividades inclusivas que les permitan comprender que las diferencias no son algo negativo a lo que temer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios