Provincia de Cádiz

Entre 10.000 y 30.000 casas de uso turístico deberán regularizarse ya

  • El próximo 11 de mayo entra en vigor un decreto de la Junta que exige su registro y un conjunto de requisitos de calidad, seguridad y confort, que continúa sin satisfacer a la patronal hostelera

Entre unas 10.000 y 30.000 viviendas de uso turístico que 'se venden' en la provincia desde decenas de páginas webs deberán regularizarse a partir del próximo 11 de mayo. A partir de esa fecha entra en vigor un decreto de la Junta de Andalucía que pretende emerger la economía sumergida que subyace bajo esta actividad y paliar la "competencia desleal" que soporta el sector hostelero reglado, a la vez que garantizar calidad y derechos a los usuarios. Desde entonces, los propietarios de estas viviendas deberán inscribirlas en un registro oficial previo cumplimiento de una serie requisitos que desde la Consejería de Turismo y Deporte se han considerado suficientes y que Horeca, la patronal hostelera gaditana, ve "mejorables", dijo a este periódico su presidente, Antonio de María Ceballos. Junto a las 75.000 plazas de alojamiento reglado que ofrecen los hoteles, hostales, pensiones y campings de la provincia podrían estar ofertándose otras 120.000 de pisos y apartamentos, según estimaciones de Horeca.

La falta de precisión sobre cuántas pudieran ser y cuántas podrían inscribirse en este registro evidencia la ausencia de regulación, hasta ahora, de una actividad considerada "alegal" por unos, en tanto que la Ley de Arrendamientos Urbanos dejó un vacío en su entorno y se lo encomendó a las comunidades autónomas, o directamente "competencia desleal", por otros, en tanto que no han estado ni estarán sujeta a las exigencias legales y fiscales a las que están sometidas las empresas del sector. Lo cierto es que el Decreto regulador de las viviendas con fines turísticos, 28/2016, de 2 de febrero, nace de las reivindicaciones del sector hostelero, pero ni por asomo llega a satisfacerlas por completo.

Según explicó ayer en rueda de prensa la delegada territorial de Cultura, Turismo y Deporte de la Junta de Andalucía en Cádiz, Remedios Palma, el decreto "integra este tipo de alojamientos en la oferta reglada y debe facilitar su coexistencia con el resto de ofertas de alojamiento turístico". Recordó que su ámbito son las viviendas con usos turísticos de municipios de más de 20.000 habitantes y/o del litoral en suelo de uso residencial y que el texto "cuenta con el consenso de los agentes sociales y económicos".

El decreto, en líneas generales, establece "unos requisitos mínimos de calidad y confort para estas viviendas turísticas (mobiliario, equipamiento, refrigeración y calefacción, entre otros) y debe garantizar la seguridad pública porque los propietarios deben llevar un registro documental de los huéspedes de manera que deben registrarlos ante la Policía o la Guardia Civil, tal y como están obligados hoteles, hostales y pensiones y tienen que estar inscritos en el registro de establecimientos turísticos". La norma diferencia entre viviendas completas, que no pueden superar las 15 plazas, y las casas en las que se pueden alquilar habitaciones -hasta seis plazas-, siempre y cuando el propietario resida en ellas. Del decreto quedan excluidas las viviendas que se cedan para uso turístico sin contraprestación económica alguna, aquellas que no se comercialicen en páginas web o portales que admitan reservas y los núcleos de tres o más viviendas, que están regulados bajo la figura de apartamentos turísticos.

Desde la Delegación han emprendido una campaña de difusión en los municipios y de reuniones con ayuntamientos, empresarios y agentes implicados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios