Provincia de Cádiz

El CBC pide a Airbus un ERTE hasta que Defensa aclare si le adjudica un avión

  • La planta opta a fabricar parte del futuro reactor de entrenamiento del Ejército del Aire

Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto. Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto.

Una máquina de remachado automático en la factoría del CBC en El Puerto. / Julio González

El comité de empresa del CBC de El Puerto ha planteado a Airbus que se aplique un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) al menos hasta el próximo año con el fin de “ganar tiempo” de cara a la reestructuración que prepara la compañía en su división de Defensa y Espacio, y que supondrá la supresión de 135 puestos de trabajo en la factoría de aquí a finales de 2021.

La propuesta del comité pasa por un ERTE que permita capear el temporal a la espera de que el Ministerio de Defensa adjudique la fabricación de las aeroestructuras del sustituto del C-101, el reactor de entrentamiento del Ejército del Aire, por el que el CBC ha presentado una oferta, según el presidente del comité, Pedro Sánchez Marmolejo. “A corto plazo no hay carga de trabajo ni la habrá. Estamos pendientes de la decisión de Defensa. Con un ERTE podemos ganar tiempo de aquí hasta final de año”, señaló Pedro Sánchez Marmolejo.

El CBC se encuentra en una situación complicada por la crisis que afecta tanto al negocio militar como al civil de Airbus. Aunque la factoría está adscrita nominalmente a la división de Defensa, la mayor parte de su carga de trabajo depende de programas civiles, como el A320, cuya producción se ha reducido en un tercio como consecuencia de la crisis del coronavirus. A ello se suma que el CBC era subcontratista de Boeing en el programa del 737MAX, paralizado desde finales del año pasado como consecuencia de dos graves accidentes aéreos, y las dificultades que ha encontrado Airbus para exportar el A400M.

En la factoría de Puerto Real, adscrita a la división de Operaciones, sí se está aplicando un ERTE hasta el próximo 30 de septiembre, pero no se salva de los recortes. La pérdida de nuevos contratos y la renegociación de los plazos de entrega de los aviones encargados por las aerolíneas ha llevado a Airbus a presentar un ajuste que amenaza con llevarse por delante a casi 900 puestos de trabajo en España de su división de Operaciones, de los que 151 corresponden a la planta puertorrealeña.

Precisamente, los comités de empresa de ambas factorías iniciaron ayer una ronda de contactos con los partidos políticos para dar a conocer su situación. El primer encuentro se celebró con representantes de Adelante Andalucía, formación que urgió ayer al Gobierno central a incrementar su participación en el consorcio europeo de Airbus y a inyectar fondos para rescatar a este sector industrial “estratégico”, especialmente para Andalucía y para la provincia de Cádiz, según indicó la parlamentaria Ángela Aguilera.

El gobierno español tiene que intervenir de forma inmediata”, insistió Aguilera, tras reunirse con Pedro Sánchez Marmolejo y su homólogo en el comité de empresa de Puerto Real. Juan Manuel Trujillo. Los representantes sindicales confían en que el plan aprobado el pasado viernes por el Gobierno para inyectar hasta 10.000 millones de euros en empresas estratégicas sirva como revulsivo para salvar a la industria aeronáutica.

Esta es la petición que llevará el consejero de Economía, Rogelio Velasco, que anunció ayer que se se reunirá la próxima semana con la ministra de Industria, Reyes Maroto, para reclamar “ayudas directas” que eviten la desaparición de las empresas auxiliares del sector aeronáutico. Velasco, quien compareció en la comisión para la reactivación de Andalucía tras la crisis del coronavirus del Parlamento autonómico, indicó que la ministra ha aceptado reunirse con la Junta para abordar la crisis de la industria aeronáutica y los planes de ayuda, como había pedido el consejero en varias ocasiones.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios