Datos de afiliación de mayo de 2020 Los afectados por ERTE se reducen en mayo en casi 15.000 trabajadores

  • La desescalada lleva a que la Seguridad Social gane 7.847 afiliados respecto a abril

Clientes en un centro comercial de Cádiz reabierto en la desescalada. Clientes en un centro comercial de Cádiz reabierto en la desescalada.

Clientes en un centro comercial de Cádiz reabierto en la desescalada. / Julio González

La desescalada económica se traslada al fin al empleo tras el desplome provocado por la pandemia de coronavirus. El número de trabajadores afectados por un Expediente de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) en Cádiz se redujo en mayo a 54.557, lo que supone casi 15.000 menos que los registrados en el mes de abril, según los datos publicados este martes por el Ministerio de Trabajo, que revelan que más de 11.700 empresas, prácticamente una de cada tres de alta en la Seguridad Social en la provincia de Cádiz, tienen un ERTE en vigor.

La reactivación de la economía se traslada también a la afiliación. La Seguridad Social gana 7.847 afiliados en mayo, por lo que la provincia rompe la tendencia de los dos meses anteriores y registra un total de 355.291 cotizantes. En términos absolutos, es el cuarto mayor ascenso de la afiliación de toda España, sólo superado por Baleares, Murcia y Sevilla, zonas que comparten con Cádiz una gran dependencia del turismo. La cara amarga es la comparativa con el mismo mes del año pasado. Cádiz contaba entonces con casi 28.000 afiliados más a la Seguridad Social. 

Hay que recordar que los afectados por un ERTE siguen cotizando a la Seguridad Social. La caída del empleo registrada en los dos meses anteriores se debió fundamentalmente a la destrucción del empleo eventual, que supone uno de cada tres puestos de trabajo en la provincia. Precisamente, Cádiz fue la provincia con la mayor caída de la afiliación en marzo, coincidiendo con la declaración del estado de alarma.

Es de prever que la tendencia positiva se afiance en el mes de junio conforme se vaya reactivando el turismo, lo que supondrá la salida de más trabajadores de los ERTE. El fin de la desescalada dará la medida real del impacto de la pandemia en el empleo y debería marcar el fin de la vigencia de los ERTE presentados por fuerza mayor, que afectan en Cádiz a 49.833 trabajadores

La creación de empleo va en la línea de los datos de paro registrado que se han publicado este martes. El número de desempleados se ha reducido en marzo en casi 3.000 personas, después de dos meses de escalada. La provincia cuenta con algo más de 177.000 personas inscritas en las listas del paro, lo que supone el peor dato, desde abril de 2016.

Gasto en prestaciones

La aplicación de los ERTE ha supuesto que se triplique el gasto en prestaciones en comparación con hace un año, según el Ministerio de Trabajo, que como es habitual, difunde estos datos con un mes de retraso respecto a la afiliación y el paro registrado. El último registro disponible es el de abril, mes en el que los ERTE llegaron a su apogeo coincidiendo con la declaración del estado de alarma y la paralización casi total de la economía.

En abril, la factura del desempleo se elevó a 152,1 millones de euros, más del doble que en marzo y el triple que en abril de 2019, cuando el SEPE abonó 48,3 millones de euros en prestaciones en la provincia. Un total de 161.233 personas recibieron algún tipo de prestación, un 69% más que en marzo. En comparación con el mismo mes de abril de 2019, el número de beneficiarios se elevó un 124,6%.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios