Provincia de Cádiz

Una despedida con el "alto honor" de haber liderado la Infantería de Marina

  • El Comgeim, Jesús Manuel Vicente Fernández, se despide en un acto en San Fernando por su próximo pase a la reserva

Cuatro décadas después de que eligiera ser marino de profesión, el comandante general de la Infantería de Marina (Comgeim), general de división Jesús Manuel Vicente Fernández, pasará a la situación de reserva. Ayer en la plaza de armas López de Figueroa, del Cuartel de San Carlos-Batallones de Marina de San Fernando, se celebró el acto de su despedida donde señaló el "alto honor", como "broche de oro", de haber sido "ese líder conductor de una tropa sin parangón, en un tramo muy pequeño de este viaje que empezara allá por el año 1537 y que estoy seguro no tendrá fin", dijo.

El acto contó con unidades del Tercio de Armada y la Unidad de Música del Tercio del Sur, así como la asistencia de autoridades civiles y militares como el comandante del Tercio de Armada, general de brigada Antonio Planells Palau, que recibió al general Vicente a su llegada al acuartelamiento. La Fuerza, según apuntaron desde la Armada, hizo demostración pública de los valores que caracterizan al cuerpo de Infantería de Marina, recitando el cuarto mandamiento de su decálogo: "Seré siempre respetuoso con las tradiciones del cuerpo, estaré orgulloso de su historia y nunca haré nada que pueda desprestigiar su nombre".

"La especialización en el combate anfibio es hoy una herramienta de combate excepcional"

El comandante general de la Infantería de Marina destacó en su alocución que, como lo hicieron los que le precedieron, ha pretendido constantemente dimensionar la Infantería de Marina "como una fuerza muy alejada de las unidades convencionales, con una naturaleza naval de carácter expedicionario". "Una fuerza capaz para combatir en la mar y en tierra y cuya especialización en el combate anfibio es a día de hoy una herramienta de combate única y excepcional", incidió. Es el resultado de "saber conjugar en su justas dosis tradición y transformación", lo que la sitúa a la vanguardia de las Fuerzas Armadas.

El general, "gallego ahora con toques isleños" -como se definió en sus palabras-, remarcó que "ha sido un orgullo haber sido el soldado más antiguo de una tropa donde el compañerismo es clave", como también lo es "seguir perteneciendo a un cuerpo de tropas que va del soldado al general y donde existe algo muy especial". Es "lo que me gusta llamar la magia del espíritu del cuerpo de los valientes por tierra y mar, la magia de la Infantería de Marina", afirmó en su discurso, donde no olvidó los agradecimientos, en especial a su familia. Tras sus palabras, se entonó la Marcha Heroica, el Himno de la Infantería de Marina y la Fuerza desfiló por la avenida Mariscal de Campo Montero y Subiela.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios