El presunto autor del asesinato en Algar declara en el Juzgado

La jueza manda a prisión al detenido por la muerte de una británica en Algar

  • Francisco J. Becerra reconoce la autoría de los hechos, por lo que, junto con las pruebas recabadas por la Guardia Civil, entrará hoy mismo en la cárcel

  • El secreto del sumario se prolongará al menos tres semanas más

La finca de Lele, donde apareció su cadáver enterrado. La finca de Lele, donde apareció su cadáver enterrado.

La finca de Lele, donde apareció su cadáver enterrado. / Ramón Aguilar (Algar)

La jueza titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Arcos de la Frontera ha ordenado esta mañana el ingreso en prisión de Francisco J. Becerra como presunto autor de la muerte de la británica Lesley Anne Pearson, cuyo cadáver apareció el pasado domingo en su finca del Tajo del Águila. Esta mañana, Becerra ha reconocido en su declaración en sede judicial que es el autor de los hechos, por lo que la magistrada ha dictaminado su entrada en prisión provisional, comunicada y sin fianza por un presunto delito de homicidio.

Según ha podido saber este medio, la Guardia Civil da prácticamente por cerrado el caso, ya que tras una compleja investigación iniciada el pasado miércoles 17 de julio, cuando se denunció la desaparición de Lele, como era conocida en Algar, se han conseguido recabar las pruebas incriminatorias necesarias contra este vecino del pueblo gaditano, que sigue conmocionado por lo ocurrido. 

Tanto estas pruebas como la autopsia realizada en el Servicio de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal de Cádiz y su declaración han servido para que hoy mismo el detenido ingrese en la cárcel de Puerto II. 

También es seguro que el secreto del sumario continuará al menos tres semanas más. Cuando se levante se podrán tener más detalles sobre cómo murió exactamente Lele, cuyo cadáver apareció enterrado en una finca de su propiedad. 

Los investigadores están tratando de determinar cuál pudo ser el móvil del crimen. Se apunta a las viejas rencillas entre ambos, y también al económico, aunque ninguno de ellos está probado por el momento.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios