Sucesos

Los detenidos por la conocida como Casa de los Horrores de Chiclana siguen en prisión preventiva

  • Su abogado insiste que sólo cometieron un delito económico y que las otras acusaciones son falsas

Una de las ancianas presuntamente estafadas por la pareja. Una de las ancianas presuntamente estafadas por la pareja.

Una de las ancianas presuntamente estafadas por la pareja.

Estrella y Markus, la pareja de germano-cubanos que la Guardia Civil responsabiliza de la muerte de una anciana a la que cuidaba en una casa en Chiclana, continúan en prisión preventiva un año y ocho meses después de ser detenidos por los agentes de la Benemérita.

El caso provocó una gran polvareda mediática después de que la investigación afirmara que Estrella y Markus, además de hacerse con un botín de 1.800.000 euros tras suplantar la identidad de su presunta víctima, María Babes, una alemana de 101 años cuya muerte, aparentemente natural, puso sobre la pista a los investigadores.

Entonces el caso fue conocido como la Casa de los Horrores de Chiclana, ya que cuando los ancianos que en teoría cuidaban fueron descubiertos en un chalé alquilado en el Camino Isla del Sotillo de Chiclana, malvivían con un radiador y una cama como casi único mobiliario de una pequeña habitación. La Guardia Civil aseguró entonces que cuando los encontraron estaban desnutridos y “parecían como drogados, aletargados, sin movilidad alguna”, y que su alimentación “era a base de sandwiches y agua y una sonda nasogástrica”.

Estrella y Markus llevan en Puerto III un año y ocho meses y siguen esperando el juicio

Esta semana este medio ha hablado con Juan Pedro Cosano, el abogado de la pareja, quien lamentó que sigan en prisión preventiva tras tanto tiempo, acercándose al tope de dos años establecido por ley. “El caso está paralizado. Todo lo que ha dicho la Guardia Civil sobre el presunto maltrato es falso y está demostrado en el procedimiento. Los hechos que se les pueden imputar tienen que ver con los delitos económicos, pero en ningún caso con ese maltratado del que se ha hablado, y quedará demostrado cuando haya un juicio”.

Cosano considera que el gran problema que están teniendo estas dos personas “es que son extranjeros y la justicia considera que existe riesgo de fuga”.

Así pues, de momento, y mientras que no sean juzgados los hechos y se vea si ambos tuvieron alguna responsabilidad en la muerte de María Babes o en el estado de los demás ancianos encontrados en la casa, la pareja continúa internada en Puerto III.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios