Nueva etapa en la Diputación

A un día del cambio en el Palacio Provincial

  • El PP asumirá el poder de la Diputación por primera vez en la democracia · Loaiza, que presidirá una corporación muy renovada, esbozará en el discurso sus nuevas políticas

 El salón de plenos de la Diputación provincial acogerá mañana un pleno de investidura distinto  a los celebrados entre los 32 años anteriores de su historia democrática. Por primera vez el elegido presidente no será del Partido Socialista. José Loaiza será el primer dirigente de esta institución provincial que no representa a las siglas del PSOE sino a las del PP. El Partido Popular consiguió con su victoria en las pasadas elecciones municipales en la provincia arrebatar esta administración a los socialistas, algo que ansiaba tras los últimos intentos fallidos en anteriores comicios en los que el PSOE se ha mantenido en el poder con distintos acuerdos de gobiernos con otras fuerzas políticas.

Ahora, el Partido Popular tiene mayoría absoluta. 16 diputados serán suyos frente a los 12 del PSOE y los tres de los otros partidos que estarán representados en el Salón Regio de Diputación: Izquierda Unida  (que ha perdido uno), el Partido Andalucista y el nuevo partido de Pedro Pacheco, Foro Ciudadano. A las once y media de la mañana de mañana martes empezará la sesión en la que darán comienzo   cuatro años de mandato en la Diputación Provincial.

Como es lógico en cualquier cambio, la preguntas y las incógnitas que se abren son múltiples. Mucho se ha hablado desde el 27- M de las posibles reestructuraciones o reformas que puedan introducir los populares en el Palacio Provincial y que finalmente se verán o no a lo largo de este mandato corporativo. 

Tal y como el propio José Loaiza manifestó en su entrevista a este Diario, lo primero que hará será reorganizar la áreas. También analizará cómo están las cosas en cuanto a fondos con una posible auditoría. El PSOE ya realizó una rueda de prensa el viernes para decirle al PP que se encontrará una "administración saneada"  y que "no encontrará sorpresas" , pero el  PP querrá hacer sus comprobaciones.

Los socialistas han defendido siempre el buen estado de salud de la administración provincial,  igual que han defendido la limpieza y las normas claras en el acceso al empleo público. Otra de las  incógnitas que más polémica ha levantado será saber qué pasará  con el plan de consolidación  de empleo, que el propio Partido Popular tiene denunciado en el Juzgado contencioso- administrativo y cuya acusación se mantiene, según confirmó el propio Loaiza en una entrevista a este periódico.  

El discurso de José Loaiza en el  pleno de mañana seguramente exponga las principales líneas del trabajo que el PP quiere desempeñar en la Diputación en los próximos cuatro años . Ya ha adelantado que su prioridad será prestar servicio a los municipios de menos de 20.000 habitantes.  Dijo que el deporte, la cultura y el turismo no son competencias de Diputación, aunque el presidente señaló  que "habrá para todo" pero que esas no serán sus prioridades. Por ejemplo, el estado de las cuentas de la empresa de hoteles que tiene Diputación, Tugasa, ha sido siempre criticado por el Partido Popular en la oposición.

Desde que se conocieron los resultados de las elecciones que daban el poder a los populares ya ha habido varios enfrentamientos dialécticos entre los que serán los líderes de ambos partidos en  esta institución.  Loaiza habló de llevar a los tribunales las decisiones que los socialistas hayan tomado después del 27-M que no sean simplemente orgánicas. Francisco González Cabaña, presidente en funciones y desde mañana portavoz del grupo socialista en Diputación  también le ha dado de plazo hasta diciembre al PP para que demuestre con papeles cada una de las acusaciones de enchufismo, "a lo   que estarán muy atentos", o para que demuestre si el PSOE no ha gobernado para los municipios pequeños o si se ha tratado a los pueblos según el partido de su alcalde. Una lista de advertencias mutuas que se irán desgranando y aumentando la tensión en las sesiones plenarias. La de mañana será institucional, será el turno de los discursos y las felicitaciones.

De los 31 diputados provinciales que desde mañana constituirán la nueva corporación sólo repetirán nueve que terminaron el  anterior mandato corporativo. Los partidos minoritarios estrenarán representantes:  Jesús Plaza, de Puerto Real, por el Partido Andalucista;  Pedro Romero, alcalde de Espera por Izquierda Unida;  y Pedro Pacheco por Foro Ciudadano.

En el PSOE repiten cuatro, que ahora pasarán a la oposición. Tras algún debate interno Cabaña fue elegido por consenso portavoz de un grupo al que se unen Fernando López Gil , Irene García y Alfonso Moscoso. El que ha sido durante ocho años presidente de la Diputación se ha mostrado predispuesto a hacer una oposición fuerte  desde una institución que defiende como fundamental para la política local.

En el Partido Popular se vislumbran como pesos fuertes, además de Loaiza, Mercedes Colombo, Bernardo Villar y Alejandro Sánchez, que serán vicepresidentes y coordinarán las áreas en las que se agruparán las distintas materias.  Una de ellas será Desarrollo Económico, que aglutinará  vivienda, empleo, cultura, turismo y deporte. El resto serán Infraestructura y Medio Ambiente; Política Social; Hacienda y Control de Gestión; Gestión Pública y Recursos Humanos y el área de Presidencia, que asumirá Informática y Comunicación. Lo demás, el reparto del gobierno, los liberados, sueldos y cargos de confianza, se conocerán después del pleno de mañana o en el primer pleno de organización que se celebre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios