criminalidad

Droga en San Roque, coches en La Línea, robos en Chiclana

  • Dentro de la tendencia a la baja, cada localidad presenta una casuística propia

El descenso de delitos en tráfico de drogas no es tan acusado otras tipologías. El descenso de delitos en tráfico de drogas no es tan acusado otras tipologías.

El descenso de delitos en tráfico de drogas no es tan acusado otras tipologías. / Nacho Marín

Dentro del desglose por grandes municipios, el adelanto del Balance de Criminalidad presenta peculiaridades por localidades dentro de la tendencia general a la baja de delitos que registra este año. Así, en Algeciras, llama la atención el hecho de que hayan aumentado muy considerablemente los delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias, pasando de 54 en los tres primeros trimestres de 2019 a 75 en la actualidad, un alza de un 38.9%. Igualmente, es significativamente superior a las medias tanto provincial como nacional el descenso en el número de vehículos sustraídos, un 37,1% de casos menos, como el desplome en la casuística relativa a delitos por tráfico de drogas, un 20.9%menos que el mismo periodo de 2019 (recordemos que la media a nivel nacional en estos tipos llegaba sólo a un 0.2% menos). En total, la ciudad presenta un descenso de la criminalidad del 11.9%.

Por su parte, la capital gaditana registra también un aumento en el apartado de delitos por lesiones y riñas de un 33.9%. El registro de hurtos arroja un descenso bastante inferior al porcentaje nacional, con una comparativa del -26,3% frente al -41,4%. Pero el dato más impactante es el referente a los delitos por tráfico de drogas, con una bajada del 49.2%. En total, el Balance de Criminalidad presenta un descenso de delitos del 18.5%.

Chiclana presenta descenso general del índice delitos del 19.2% aunque, de forma contraria a la tendencia, la casuística referente a robos con violencia e intimidación tiene un repunte del 5,3%, y un aumento del 15.2 en incidentes en domicilios y establecimientos (a nivel nacional, el descenso de este tipo de delitos rondaba un cuarto del total respecto al mismo periodo del año anterior).

En Jerez, resultan llamativos los datos referentes a asesinatos y homicidios (un aumento de un 200%, porque han pasado de uno a tres casos en la comparativa) y de tentativas de homicidios y asesinatos: de dos a cuatro, un 100%. Llama también la atención el descenso referente a casos de tráfico de drogas, un 22,1% menos. En total, sin embargo, el balance es de un 16% de casos menos.

Por su parte, Arcos registró un aumento del 114.3% de sucesos relativos a delitos de lesiones y riñas (de siete a quince apuntes), con un descenso general de la criminalidad de tan sólo -4.8%.

El Puerto registra un negativo del 20,6% en el número de casos anotados, destacando las caídas en los delitos contra la libertad e integrad sexual (un 50% menos, de 24 a 12) y de sustracción de vehículos (un 46% menos).

Una cifra similar de descenso de delitos presenta Puerto Real, con un -21% de incidencia; también reseñables, en este caso, la bajada en el número de delitos relativos a lesiones graves y menores por riñas (-54.5%) y en la sustracción de vehículos (-36%). Sin embargo, la bajada en robos con fuerza en domicilios y otros establecimientos no es tan acusada como a nivel nacional y provincial, un -14.8%.

Por otro lado, es significativo que los delitos contra la libertad sexual sólo hayan descendido un 5% en San Fernando, mientras que los relativos a delitos por daños en riñas registran un 72.7% enos. Reseñable resulta, también, el aumento en los delitos por tráfico de drogas: un 31.3%. Aun así, en total, el cómputo ha descendido un 17.2%.

En La Línea, los robos con fuerza en domicilios y otros establecimientos han descendido menos que en otras localidades (un 12%), mientras que han aumentado los robos en domicilios. Los hurtos, sin embargo, se desploman aún por debajo de la media nacional:un -54.7%. Mientras los delitos relativos a tráfico de drogas han aumentado un 5%, destaca el dato de las sustracciones de vehículos, que ascienden un 23,4%. En total, la incidencia criminal bajó no obstante un 19.1%.

Por último, en San Roque, el tipo de robos con violencia e intimidación descendió un 66.7% respecto a los datos de 2019. Sin embargo, los robos en domicilios sólo computaron un -7,5% por debajo. Los delitos por tráfico de drogas se llevan aquí el farolillo rojo, con un aumento del 86%. El número general de delitos descendió un -21.3% en la localidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios