Provincia de Cádiz

La familia solicita el destierro del condenado por asesinar a sus hijos

  • La acusación particular recurre la sentencia que impone 45 años de cárcel para el padre aunque no contempla su expulsión de Ubrique

Juan Márquez, durante la celebración del juicio en la Audiencia. Juan Márquez, durante la celebración del juicio en la Audiencia.

Juan Márquez, durante la celebración del juicio en la Audiencia. / miguel ángel gonzález

Los familiares de Laura y Juan Pablo Márquez, los hermanos de Ubrique de 17 y 19 años que fueron brutalmente asesinados el 6 de octubre de 2014 en su domicilio, han recurrido la sentencia que condena al padre de los mismos como autor del crimen.

La acusación particular -que ejerce la familia materna de las víctimas- ha presentado un recurso de casación contra la resolución judicial de la Sección Octava de la Audiencia que condena al supuesto filicida a 45 años y medio de prisión por dos delitos de asesinato, ambos con alevosía y uno de ellos con ensañamiento, y otro delito de abandono familiar.

En concreto, dicho recurso no plantea ninguna modificación respecto a los años privativos de libertad decretados por la juez en virtud al veredicto del jurado. Sin embargo, sí propone que Juan Márquez, condenado por apuñalar con un cuchillo de caza a sus dos hijos adolescentes hasta causarles la muerte, no pueda volver a la localidad serrana de Ubrique por diez años una vez que cumpla la pena de cárcel impuesta (y que de momento no es firme).

La acusación particular ya solicitó durante la celebración del juicio con jurado (el pasado mes de octubre) el destierro de Juan Márquez de Ubrique durante una década, si bien la magistrada rechazó esta petición porque, tal y como recoge la resolución judicial, "no era necesario" dada la suma total de años dictaminados para el supuesto filicida.

De otra parte, y según las fuentes judiciales consultadas, el ubriqueño procesado por el asesinato de sus dos hijos no ha presentado de momento ningún recurso contra la sentencia que lo condena a 45 años de prisión al no habérsele notificado personalmente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios