Tribunales Cádiz

A juicio por propinar una paliza a su pareja e intentar matarla a cuchilladas

  • El fiscal pide 16 años de prisión para el acusado y 14 para dos amigos suyos que participaron en los hechos.

  • “El procesado la obligó a desnudarse y la instigó para que se tirase por la ventana”. 

La Audiencia Provincial de Cádiz, donde está previsto que se celebre el juicio. La Audiencia Provincial de Cádiz, donde está previsto que se celebre el juicio.

La Audiencia Provincial de Cádiz, donde está previsto que se celebre el juicio. / Julio González

La Audiencia Provincial de Cádiz celebrará los próximos días 15 y 16 de diciembre el juicio a un hombre acusado de intentar matar a su pareja tras retenerla, asestarle una brutal paliza y acuchillarla varias veces en distintas partes de su cuerpo. También se sentarán en el banquillo dos amigos del procesado que participaron activamente en los hechos.

El fiscal considera que los tres encausados son responsables de tres delitos: homicidio en grado de tentativa, lesiones graves y  detención ilegal. En los tres delitos concurre la agravante de cometerlos por razones de género.

Para el principal implicado, la Fiscalía solicita la pena más alta, 16 años de prisión, por cuanto también concurre la agravante de reincidencia. Y es que en el año 2014, este hombre ya fue condenado por homicidio en grado de tentativa. Para los otros dos procesados, la acusación pública plantea 14 años de cárcel para cada uno.

El escrito de calificación fiscal recoge que el principal encausado mantuvo una relación sentimental con una mujer durante un año, tiempo en el que convivieron en el mismo domicilio.

El comienzo de la relación fue normal, sin embargo, los últimos cuatro meses estuvieron marcados por la reiteración de episodios agresivos y violentos protagonizados por el hombre contra su pareja, según el fiscal. En ese tiempo, las faltas de respeto eran continuas.

Él llegó a propinarle golpes, a darle tirones de pelos y a agarrarla del cuello, “si bien nada comparado con el episodio más dramático y dantesco” ocurrido el 3 de julio de 2018 en la vivienda donde ambos convivían.

La apuñaló "fuera de sí"

Ese día, sostiene la Fiscalía, los tres procesados llegaron al inmueble. Nada más entrar, el principal acusado inició una discusión con su novia so pretexto  de que ésta le había robado dinero (idéntico pretexto que en ocasiones anteriores).

En el transcurso de la disputa, él le propino golpes por todo el cuerpo con extrema violencia y agresividad, mientras que sus dos amigos mantenían “una actitud intimidatoria” sobre la víctima y “de ayuda y favorecimiento” hacia el agresor.

“Los ataques se produjeron en distintas estancias de la casa, desde el salón al dormitorio, el aseo y la cocina. Al principio, los golpes se los dio con las manos. Después le dio un primer puñetazo en la nariz para luego chocarla contra la pared y contra el suelo. Tales fueron los impactos, que la mujer se hizo sus necesidades encima. A continuación, el acusado obligó a su pareja a desnudarse (conservando la ropa interior) y la instigó a que se tirara por la ventana y acabara con su vida. Tras resistirse, ella huyó hacia el salón junto a los otros dos procesados. Se intentó esconder tras el sofá, pero los amigos de su novio la delataron, permitiendo así que continuase la agresión”, detallan las conclusiones provisionales de la Fiscalía.

Prosiguen así: “Descubierta de nuevo, el encausado afilió un cuchillo de grandes dimensiones y se fue tras ella. Con ánimo de causarle la muerte y fuera de sí, le clavó el cuchillo en varias partes del cuerpo, entre ellas, el cuello, afectando así una zona vital”.

Los procesados retuvieron a la víctima y trabaron la puerta de la casa con una nevera, afirma la Fiscalía

“Presa del pánico y manchada  de sangre, la mujer logró salir al rellano exterior de la vivienda. En ese momento, su pareja y uno de sus amigos la agarraron y la volvieron a introducir en la casa para evitar que se fuera. Así, la cogieron de las piernas mientras ella se aferraba a los garrotes de la escalera”, explica el fiscal.

Una vez dentro del domicilio, su novio la tiró al suelo y le puso la rodilla en la cabeza “con la intención de asfixiarla”. Tras ello, “le asestó un nuevo corte con el cuchillo, le pinchó la cabeza y le dio una patada en la vesícula a sabiendas de que se había operado previamente”.

Para evitar que intentara salir de nuevo del domicilio, los procesados trabaron la puerta de entrada con una nevera y con un mueble del salón.

La calificación fiscal expone que momentos después llegaron agentes de la Guardia Civil al inmueble alertados por los vecinos. El principal encausado los atendió y no se produjo mayor intervención por cuanto los agentes creyeron que la víctima ya no se encontraba en el interior. Mientras tanto, la mujer no pudo pedir auxilio porque estaba junto a los amigos de su pareja, que la amenazaron: “O te callas o te matamos”.

"La mujer experimentó una sensación intensa de pánico que conserva aún hoy"

Finalmente, sobre las 19:00 horas de ese mismo 3 de julio, la mujer pudo abandonar la casa después de que los tres procesados se lo permitieran, eso sí, “tras prometerles que no los iba a denunciar y que, en caso de ser preguntada, diría que las lesiones se las habían causado mujeres y no ellos”.

Los tres procesados permanecieron en el interior del inmueble hasta la madrugada del día siguiente, que fueron detenidos por la Guardia Civil y la Policía Local.

Como consecuencia del episodio extremadamente violento vivido por la víctima, afirma la Fiscalía, ésta experimentó una sensación intensa de pánico que conserva en la actualidad. “Teme por su vida y por la de sus seres queridos”. Padece una intensa sintomatología ansiosa-depresiva reactiva a la agresión sufrida y presenta como diagnóstico reacciones de estrés grave y trastorno de adaptación.

El principal implicado en esta causa se encuentra privado de libertad desde la fecha de los hechos.

Además de las penas de cárcel, la acusación pública solicita que los tres procesados indemnicen conjuntamente a la perjudicada en la cantidad de 20.000 euros. También pide que se les prohiba aproximarse a la mujer y comunicarse con ella por cualquier medio por un periodo de cinco años.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios