Así es ... Domingo González/ Candidato del PP en Arcos

Un maestro con vocación de alcalde

  • Dice que el poder es adulador pero "se nos olvida que hay que tener los pies en la tierra”

Domingo González, candidato del PP en Arcos Domingo González, candidato del PP en Arcos

Domingo González, candidato del PP en Arcos / Ramón Aguilar

Comentarios 0

En el número 59, de la calle Corredera, en Arcos, se ‘arreglaba’ el mundo. La palabra era la argamasa para construir ideas, apoyarlas, refutarlas o criticarlas. Y en ese mundo, en la confitería que regentaba su padre Antonio, creció el hoy alcaldable del PP, Domingo González, maestro de Educación Física, en un colegio del municipio serrano.

“Mi padre era una persona que leía mucho, veía las noticia y regentaba una confitería, que era punto de encuentro de políticos de Arcos como el ex alcalde Jesús Ruiz, Domingo Ruiz, Manolo Brenes y más gente que pasaba por allí. Recuerdo cuando le decía a mi madre que llegaría más tarde a casa porque tenía una reunión y no era otra cosa que ese día había pleno y los concejales se pasaban después por la confitería”, narra. A Domingo González, que es concejal popular en la oposición en el Ayuntamiento de Arcos, le viene la política también por otro costal. La responsabilidad le llegó muy joven de la mano del ex alcalde Juan Manuel Armario, quien apostó por él como presidente de Nuevas Generaciones cuando tenía 16 años. “Y el compromiso de ayudar me viene de mi madre Margarita, que siempre ha estado ligada a colectivos. Fíjate, fue la primera rey maga mujer que tuvo Arcos”, afirma.

El alcaldable popular, que fue número 3 en la candidatura del PP al Senado, creció en una extensa familia de siete hermanos. Tomó las riendas de su partido presentando una lista de profesionales jóvenes y vinculados al municipio. Dice que a la política le falta hoy humanidad y valores. “Como docentes estamos continuamente transmitiendo valores a nuestros alumnos, de convivencia, de respeto al otro; eso que estamos insistiendo luego llegamos a la política y se olvida: el saber que estamos ahí por el pueblo, que nuestro compromiso es servir a los demás y no servirnos de la política. Lo he dicho mucha veces que el poder puede corromper, es adulador y se nos olvida que tenemos que tener los pies en la tierra”, añade.

Así que el candidato popular dice que está por convicción. “No por dinero ni por estatus social. Soy muy feliz con mi familia, en mi colegio y sé que esto es una etapa de mi vida que es transitoria porque quiero hacer algo por mi pueblo”, apostilla. Es muy crítico con el gobierno municipal de Isidoro Gambín (POSE). “Me duele el retroceso de Arcos en los últimos cuatro años después de una etapa esperanzadora que tuvimos. Me duele la falta de actitud del gobierno que está más preocupado en ocupar el sillón que en trabajar por vecinos; que existan pueblos que nos hayan adelante a una velocidad abismal como Bornos, San José del Valle, Vejer, que se han reconvertido. Y me duele que Arcos, que ha sido un referente puerta de la Sierra, se haya quedado estancado. Aquí hace falta actitud y eso lo tiene que transmitir el alcalde y esa persona no puede estar vendiendo un pueblo diciendo continuamente que está mal, que es una ruina , que no hay dinero, que el anterior gobierno lo dejó todo destrozado”, denuncia.

González es consciente de la fragmentación del voto en Arcos, con siete partidos políticos para las elecciones. “Confío en que haya un gobierno de mayoría. No cierro la puerta a acuerdos desde el consenso y mirando los intereses de los vecinos de Arcos . Pero Domingo González no va a ser alcalde a toda costa. Hay líneas que no se pueden atravesar. Por encima de todo está el interés de los vecinos y si hay formaciones que no lo aseguran desde el primer día pues no pasa nada: yo me quedo en mi colegio y a seguir trabajando”, concluye.

La familia de Domingo González Arcos La familia de Domingo González Arcos

La familia de Domingo González Arcos

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios