Provincia de Cádiz

El ministro de Exteriores avisa a Gibraltar de que no le van a "torear" con la pesca

El ministro español de Asuntos Exteriores y Cooperación, José Manuel García-Margallo, afirmó ayer que el Gobierno de España no está dispuesto a que las autoridades gibraltareñas le "toreen" después de que los marineros de la cofradía de pescadores de La Línea hayan vuelto a sufrir cierto "acoso" de las patrulleras de la Policía gibraltareña cuando faenaban en las aguas cercanas al Peñón.

"Lo que no estamos dispuestos es a que nos toreen", aseveró García-Margallo en declaraciones a Onda Cero y recogidas por una agencia de noticias, al tiempo que recordó que cuando el pasado 16 de agosto el ministro principal del Peñón, Fabian Picardo, decidió otra vez que los pescadores no faenasen, la respuesta del Gobierno de Mariano Rajoy "fue que las flotas salieran a pescar protegidas por la Guardia Civil porque estamos hablando de nuestras aguas".

Para el jefe de la diplomacia española, "esto es un camino de dos direcciones. En función del trato que el Gobierno de Gibraltar da a nuestros pescadores, es el trato que nosotros damos en otros temas", apuntó rotundo. Dicho esto, el ministro del PP opinó que este asunto "tiene que resolverse por la vía de la negociación sin que Gibraltar tenga derecho de veto al inicio de las conversaciones, que es lo que aceptó el Gobierno anterior. No hay Foro tripartito. Hay foro a dos y reuniones bilaterales al mismo nivel", subrayó.

Por otro lado, García-Margallo defendió que España preservará el medio ambiente en las aguas incluidas en el Lugar de Importancia Comunitaria (LIC) Estrecho Oriental, que incluye el LIC británico Southern Waters of Gibraltar.

"Nosotros consideramos que esas aguas son españolas y si la Comisión Europea ha dicho que a España le corresponde la preservación del medio ambiente en las mismas, eso es lo que vamos a hacer, pero de estar impasibles nada", sentenció.

Tras estas declaraciones, el Gobierno gibraltareño las calificó de "amenazas", así como las palabras del ministro de Agricultura y Pesca, Miguel Arias Cañete, el día anterior. "Es lamentable que no hayan aprendido la lección de que la política de hostilidad hacia Gibraltar no funciona", señaló el número 6 de Convent Place, que agregó que estas "amenazas no detendrán al Ejecutivo del Peñón en su política de que la ley debe respetarse en el actual conflicto con los pescadores españoles. Nuestra posición está diseñada para garantizar que las leyes de Gibraltar se cumplen dentro de nuestra jurisdicción", reseñó en una nota.

Para el Ejecutivo socialista-liberal de Fabian Picardo, "las últimas amenazas de España son totalmente inaceptables entre socios democráticos de la Unión Europea. Es vergonzoso que el Gobierno de un país tan grande y poderoso como España continúe molestando a un país pequeño como Gibraltar de esta manera", apuntó.

"La gente de Gibraltar lleva soportando décadas de hostilidad y antagonismo por parte de la España democrática y la España fascista. Madrid haría bien en recordar que nuestra orgullosa historia dice claramente que los gibraltareños no sucumbimos a las amenazas", declaró Convent Place, que aseveró además que no tiene dudas de que el Reino Unido tratará "estas amenazas con España al más alto nivel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios