Nuevo hotel en Zahara de los Atunes Un hotel cinco estrellas para desarrollar los cinco sentidos

  • El nuevo alojamiento ubicado en Zahara de los Atunes ofrece una amplia gama de servicios para disfrutar del entorno

  • El spa de cerveza, las terrazas y las piscinas son sus principales reclamos

La piscina infinity, con la playa de Atlanterra al fondo. La piscina infinity, con la playa de Atlanterra al fondo.

La piscina infinity, con la playa de Atlanterra al fondo. / Jesús Marín

Cádiz es una tierra soñada por los turistas. Una provincia llena de matices y encantos que no deja indiferente a nadie y que en muchos casos los propios gaditanos no somos capaces de apreciar. Sucede que a veces, cuando uno se pone en el lugar del que viene de fuera, es capaz de ver con otros ojos lo que tiene delante y ¡ay! es entonces cuando suspira. Algo de eso sucede cuando se entra en el hotel Tui Sensimar Zahara Beach & Spa, situado frente a la playa de Atlanterra, en Zahara de los Atunes. Divisas el cielo azul, las aguas turquesas, la arena blanca, kilómetros de naturaleza virgen, el viento te revuelve el pelo y en ese momento piensas que no quieres estar en otro lugar del mundo. Las mejores imágenes del hotel Zahara Beach & Spa, aquí.  

Una de las habitaciones swim up. Una de las habitaciones swim up.

Una de las habitaciones swim up. / Jesús Marín

Esa sensación sin duda la tendrán los clientes de este nuevo hotel de cinco estrellas, de la marca TUI y operado por la cadena Q Hotels, que abrió sus puertas el pasado 23 de mayo. El edificio, que alberga 136 habitaciones, es un espacio pensando para que el viajero tenga una experiencia completa más allá de sus instalaciones. No obstante, el Zahara Beach ofrece al cliente servicios de cinco estrellas para que disfruten de todo lo que ofrece.

Las habitaciones se dividen en tres categorías: estándar, swim up y junior suite: todas tienen camas king size o dos individuales de un metro cada una de ellas; zona de estar con televisión y sofá; cuarto de baño y terraza con vistas. 

Las swim up son habitaciones muy especiales porque la terraza conduce directamente a una piscina que comparten los huéspedes de esta categoría, aunque cada uno puede disfrutar de su propio trocito de felicidad."Es un tipo de habitación que no encuentras en otra zona de Cádiz. Ese es uno de los detalles que nos diferencia", explica Juan Manuel Sánchez, director comercial de Q Hotels. En vídeo, recorrido por el nuevo hotel cinco estrellas de Zahara

Terraza de la habitación swim up, con salida directa a una piscina. Terraza de la habitación swim up, con salida directa a una piscina.

Terraza de la habitación swim up, con salida directa a una piscina. / Jesús Marín

Las junior suite, que miden más de 40 metros cuadrados, ofrecen vistas al mar, terraza, solarium en una segunda terraza en cubierta con cama balinesa para relajarse con la brisa marina.

Por último, nos encontramos con la suite presidencial, de unos 70 metros cuadrados, con salón, dormitorio, solarium en un piso superior y piscina privada con vistas al mar.

Uno de los detalles más singulares de las habitaciones son sus colchones y almohadas, "fabricadas especialmente para nosotros, están hechos a medida. Los clientes nos dicen que es como dormir en una nube e incluso algunos nos han pedido comprar una almohada para llevársela a a casa".

Imagen de la piscina principal, con las habitaciones swim up a la derecha. Imagen de la piscina principal, con las habitaciones swim up a la derecha.

Imagen de la piscina principal, con las habitaciones swim up a la derecha. / Jesús Marín

En cuanto a los espacios al aire libre, en la parte baja se encuentra la piscina, rodeada de tumbonas y con un bar dentro del agua, y otra piscina infinity en una terraza superior con unas impresionantes vistas sobre la playa. Además, en el hotel hay varios espacios para probar la gastronomía local o tomarse una copa: el restaurante buffet, donde se sirven desayunos y cenas; el Culinarium, donde la carta se basa en el atún y la carne de retinto, además de otros productos propios de La Janda; el restaurante Mara, que está a pie de calle; la coctelería en la terraza superior; el bar del lobby y la barra de la piscina.

"Nuestro chef, Antonio Real, controla toda la carta y la parte gastronómica del hotel aprovechando los productos de la zona. Debido a nuestro plan de responsabilidad social corporativa, contactamos y contratamos a proveedores locales para la materia prima", señala Juan Manuel Sánchez. Uno de los objetivos de Q Hotels es colaborar en paliar el desempleo de la zona y por ello, a pleno rendimiento, se dará empleo a unas 100 personas. 

Juan Manuel Sánchez, director comercial de Q Hotels. Juan Manuel Sánchez, director comercial de Q Hotels.

Juan Manuel Sánchez, director comercial de Q Hotels. / Jesús Marín

Otra de las novedades de este alojamiento es que cuenta con una gran sala de convenciones, con capacidad para unas 200 personas, en la que poder realizar eventos y congresos de todo tipo, "e intentar acabar con la estacionalidad y atraer otro tipo de cliente a esta parte de la provincia", afirma el director comercial de Q Hotels. Además de esta sala de convenciones, cuentan con otras dos salas pequeñas de reuniones y una biblioteca.

El spa de cerveza, un novedoso reclamo

Pero sin duda, uno de los servicios que más llama la atención del hotel Tui Sensimar Zahara Beach es el spa de cerveza, el cuarto de España tras los existentes en Granada, Tenerife y Alicante. Este spa tiene capacidad para 6 personas dividido en tres zonas con cabina de spa y una cama. Los barriles llevan levadura, lúpulo, agua y malta, ingredientes de la cerveza, pero sin fermentar. El baño en el barril de madera dura unos 20 minutos, luego se pasa a una sauna de cerveza con los mismos ingredientes para abrir los poros y de ahí a una cama de cebada para que terminen de penetrar las sustancias en la piel.

Esta combinación de ingredientes naturales estimula el metabolismo, previene y combate la flacidez, ayuda a la renovación de las células cutáneas, elimina sustancias dañinas del cuerpo, relaja la tensión interna y externa, reduce la fatiga y el estrés, asegurando así un descanso físico y mental perfecto. Además, para rematar el circuito, que dura 50 minutos, el cliente tiene acceso ilimitado a un tirador de cerveza Alhambra.

El spa de cerveza. El spa de cerveza.

El spa de cerveza. / Jesús Marín

El hotel dispone de una sala vip con los mismos servicios, además de tres cabinas de masajes. La zona de salud y belleza del alojamiento ofrece también sauna, baño turco, un amplio jacuzzi, un spa exterior con cama balinesa y pediluvio, gimnasio con clases y sala de musculación...

A mediados del mes de junio el hotel se encontraba casi al completo de turistas extranjeros, aunque la atmósfera que ofrece es que no está ni mucho menos masificado y que uno puede moverse sin agobios por sus instalaciones. Los espacios están diseñados para que estando el hotel lleno, la sensación sea de tranquilidad, armonía y relax. "Queremos que los huéspedes vivan la experiencia de salir y conocer la zona, viajar, probar su gastronomía... pero en el mejor alojamiento de Zahara", subraya Juan Manuel. "Hemos cogido algunas ideas exportables de hoteles del Caribe y las hemos adaptado aquí para que sean cómodas, atractivas y gusten a nuestros clientes".

Vistas desde el restaurante del hotel. Vistas desde el restaurante del hotel.

Vistas desde el restaurante del hotel. / Jesús Marín

Otro de los aspectos cuidados al máximo ha sido la decoración, visible desde el mismo hall de entrada. "Hemos combinado la parte decorativa de Q Hotels con los estándares de calidad de TUI. Hemos traído piezas originales de Indonesia, Bali... Mezclamos materiales y jugamos con los espacios buscando atraer las miradas y aportando nuestro sello. Se ha cuidado todo: cabeceros, cuadros, escritorios, lavabos... Cada habitación tiene su propia personalidad", finaliza Juan Manuel. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios