El nuevo mapa político de la provincia de Cádiz La vida sigue casi igual en Cádiz

  • Solamente ocho de los 45 municipios de la provincia cambian de color político después de la cita con las urnas y las negociaciones postelectorales

  • El PSOE sigue siendo la fuerza hegemónica, aunque ahora con tres alcaldías menos

  • IU salva in extremis Conil y Medina, regresa Aparcero en Chipiona y el PSOE pierde Paterna y Benaocaz

Luis Aparcero, a la izquierda de la imagen junto con los demás concejales de UxCh, regresó ayer a la Alcaldía de Chipiona 19 años después. Luis Aparcero, a la izquierda de la imagen junto con los demás concejales de UxCh, regresó ayer a la Alcaldía de Chipiona 19 años después.

Luis Aparcero, a la izquierda de la imagen junto con los demás concejales de UxCh, regresó ayer a la Alcaldía de Chipiona 19 años después. / F.J.Franco

La cita con las urnas del 26 de mayo y las negociaciones postelectorales han dibujado un mapa político en la provincia que encierra muy pocas diferencias con el que había antes de este proceso electoral. Y es que solamente ocho de los 45 municipios han cambiado de color político tras echar a andar ayer los nuevos ayuntamientos.

De esos ocho cambios los más novedosos, por el volumen de su población, se localizaron en El Puerto, que cuatro años después vuelve a tener un alcalde del PP gracias al apoyo de Ciudadanos, y en Puerto Real, donde Podemos pierde una de las dos alcaldías que tenía tras formalizarse un acuerdo de gobierno entre Andalucía por Sí (AxSí) y el PSOE, que regresa a esta Alcaldía de la Bahía de Cádiz 20 años después.

En esta relación de municipios gaditanos que cambian de color político merece una mención especial el caso de Chipiona, que ayer vivió el regreso a la Alcaldía de Luis Mario Aparcero la friolera de 19 años después, ahora al frente del partido Unidos por Chipiona (UxCh). Y los otros cinco cambios se localizan en Puerto Serrano (ahora en manos de IU), Castellar (que vuelve a ser socialista ocho años después), Algar y Benaocaz (ahora con alcaldes del PP) y Paterna de Rivera, que vuelve a tener un regidor andalucista ras 32 años de aplastante predominio del PSOE.

Durante la intensa jornada de investiduras de ayer el único sobresalto se localizó en Conil. Allí la alcaldable socialista, Carmen Sánchez, presentó su candidatura a ser alcaldesa, aunque pidió a los concejales de AxSí y del PP que no la votaran. Pero andalucistas y populares hicieron caso omiso, le dieron su voto y Sánchez fue proclamada alcaldesa, aunque de manera automática anunció su renuncia sin llegar a prometer el cargo ni tomar posesión del mismo. La posterior renuncia del resto de ediles socialistas obligó a una segunda votación ya sin candidatura socialista de la que salió victorioso el ganador de las elecciones, Juan Bermúdez (IU).

Algo parecido se esperaba que se produjera en Medina Sidonia. Allí el candidato socialista, Juan María Cornejo, también presentó su candidatura pero ni el concejal del PP, ni el de Ciudadanos le dieron su apoyo, con lo que Fernando Macías (IU) retuvo la Alcaldía.

Y ayer fue igualmente el día en el que, como era de prever, el PSOE se despidió de las alcaldías de Paterna de Rivera y Benaocaz pese a ser la lista más votada. El nuevo regidor paternero es ahora el andalucista Andrés Díaz, que recibió los votos de los ediles del PP, un partido con el que empezará a negociar un pacto de gobierno a partir de mañana. Y en Benaocaz el PP y Cs cerraron de madrugada un acuerdo mediante el cual gobernarán juntos y con la popular Ana Belén García en la Alcaldía.

Estos dos últimos municipios, junto con Puerto Real, fueron los únicos en los que terminó cayendo la lista más votada.

Y la parte anecdótica de la jornada vino desde las filas de Vox, un partido que se estrena en la provincia con apenas nueve concejales pero que sorprendió en Rota al votar a favor del alcalde, el socialista Javier Ruiz, pese a que ya había obtenido mayoría absoluta en las urnas, y sobre todo en Algeciras. Allí los dos ediles de Vox demostraron sus diferencias, porque se sentaron en lugares alejados y votaron de manera diferente.

En el conjunto de la provincia el PSOE se mantiene claramente como la fuerza hegemónica al contar con 22 de las 45 alcaldías. Los socialistas, sin embargo, pierden tres de los 25 municipios que tenían antes del 26-M, porque aunque han sumado Puerto Real y Castellar se han despedido de El Puerto, Puerto Serrano, Paterna, Algar y Benaocaz.

Del resto de partidos, IU sigue teniendo nueve alcaldías tras perder Castellar y ganar Puerto Serrano; el PP pasa de cuatro a seis después de hacerse con El Puerto, Algar y Benaocaz y despedirse de Chipiona; AxSí tiene cuatro alcaldías, los partidos independientes se quedan con tres y la capital gaditana se convierte en el último reducto de Podemos en la provincia. Ciudadanos sigue sin tener una alcaldía en suelo gaditano.

De los 45 alcaldes de la provincia, 31 repiten en sus cargos, 12 debutan y los dos restantes (los de Chipiona y Algodonales) regresan varios años después.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios