delitos

La pandemia hace descender la criminalidad un 16,5% en la provincia gaditana

  • El porcentaje es menor al registrado a nivel nacional, que se sitúa en un -20.2% respecto al mismo periodo de 2019

  • El confinamiento y las distintas medidas restrictivas, causantes directos de este desplome 

Un coche patrulla en su recorrido por la capital gaditana durante el toque de queda. Un coche patrulla en su recorrido por la capital gaditana durante el toque de queda.

Un coche patrulla en su recorrido por la capital gaditana durante el toque de queda. / Lourdes de Vicente

El número de delitos registrados durante los tres primeros trimestres de este año descendió en un 16.5% en la provincia de Cádiz. Una cifra que, ligada a las circunstancias inusuales de confinamiento y limitaciones de distinto tipo que ha causado la pandemia, es aun así menor a la consignada a nivel nacional, donde los hechos delictivos experimentan una bajada del 20,2% respecto al mismo periodo de 2019.

Esa es la tendencia que maneja el Balance de Criminalidad de enero a septiembre de este año, que recoge los datos proporcionados por los Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía Nacional y Guardia Civil), los Cuerpos de Seguridad dependientes de las Comunidades Autónomas (Ertzaintza, Mossos d’Esquadra y Policía Foral de Navarra), y también por aquellos Cuerpos de la Policía Local que facilitan sus datos a la administración central.

Buena parte de dicho descenso –corrobora el Ministerio del Interior–está íntimamente correlacionado con las “circunstancias derivadas de la entrada en vigor del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, por el que se declara el estado de alarma para la gestión de la situación de la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, y que estuvo vigente hasta el día 21 de junio”.

Así, entre enero y septiembre de 2020 la provincia gaditana ha registrado un total de 32.168 infracciones penales, frente a las 38.513 correspondientes a los primeros nueve meses de 2019.

De las cifras relativas a lo que llevamos de año, la casuística que presenta un mayor descenso es la relacionada con los hurtos –lógico, sin pensamos en las semanas pasadas en confinamiento y en el menor volumen que ha movido este año el sector turístico–, con una bajada del 34,2 % (un total de 6418 casos frente a los 9.756 del ejercicio anterior). Aun así, a nivel nacional, estamos también por debajo de esta media, que se sitúa en un 41.4% menos.

Muy de cerca le sigue el porcentaje correspondiente a homicidios dolosos y asesinatos consumados, que desciende en un tercio (33.3%). Sin embargo, también hay que apuntar que es el porcentaje más dado a variaciones, dado que los casos computados suelen ser pocos: de los nueve que aparecen en 2019, este año recoge un total de seis muertes. Un apunte en apariencia sorprendente, por ejemplo, lo constituye el apartado de secuestros, con un aumento del 100%, ya que se pasó de uno a dos casos.

Curiosamente, el aumento más significativo a nivel provincial lo constituyen los delitos correspondientes a homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa, donde vemos un alza de un 54%respecto al mismo periodo del año anterior, cuando se resgistraron 22 de estos casos frente a los 34 de estos meses.

Esta tipología es la única que muestra un aumento a nivel nacional, aunque aun así menor que el porcentaje registrado en la provincia gaditana, produciéndose un incremento de un 15,6% en las tentativas de homicidio doloso y asesinato (98 casos más que en el mismo período de 2019). En el resto de tipologías a nivel nacional la tendencia es, en este año tan inusual, a la baja.

Los hurtos conforman el tipo delictivo que más descendió en la provincia, con un -34,2% respecto a 2019

Los robos con violencia e intimidación ocupan, a nivel provincial, el tercer puesto en la medida a la baja de la casuística, con un 31,5% menos de la cifra marcada en 2019 (439 apuntes frente a los 641 del año anterior).

Al igual que en el cómputo general, casi toda la casuística de criminalidad ha descendido durante estos meses en la provincia. Tras la excepcionalidad extraña de secuestros y el aumento en tentativas de homicidio o asesinato (también dentro de la tendencia nacional), el otro marcaje al alza respecto al acumulado previo lo constituyen las agresiones sexuales con penetración, con un aumento del 12% (de 25 casos a 28 en lo que llevamos de 2020).

No obstante, en la tipología general de ‘Delitos contra la libertad e indemnidad sexual’ , el número de casos descendió en un 15,7% respecto al mismo periodo de 2019(de 261 a 220).

Como dicta la lógica establecida por la pandemia, los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones ha experimentado un descenso del 14.9% en los casos registrados en toda la provincia, pasando de 1665 a 1417. Ademas, la figura de los robos con fuerza únicamente en domicilios descendió un 12.3% (de 1126 casos a 987).

Llama la atención que, pese a ser un porcentaje menor, estos tipos no registren un descenso tan acusado en Cádiz como el que arrojan los datos a nivel nacional: así, los robos con fuerza en distintas instalaciones descendió un 26,2% en todo el país respecto a los mismos meses de 2019, un porcentaje similar a la disminución de robos con violencia en casas particulares (26,8%).

Entre el resto de casuística, el conjunto de delitos graves y menos graves de lesiones y riñas tumultuarias registró en la provincia de Cádiz un descenso del 9.8%(unas decenas de sucesos menos:de 492 a 444). Nuevamente, el porcentaje vuelve a ser inferior al nacional, que se sitúa en un -17.3%.

Por último, figuras como las sustracciones de vehículos –previsiblemente, otra gran mordida, con un 23, 7% menos de incidencia–y el tráfico de drogas que, a nivel provincial, tampoco representan un descenso tan acusado como el registrado en otros tipos. Así, Cádiz registra un total de 827 infracciones al respecto en el acumulado de 2020, frente a las 858 de 2019:una disminución del 3.6%.

La marca, sin embargo, es aún más positiva que la registrada a nivel nacional, que apenas señala un descenso general en los delitos por drogas de tan sólo un 0.2%.

El Balance de Criminalidad, que se elabora cada trimestre desde el Ministerio del Interior, ofrece una recopilación de datos de las infracciones penales registradas a nivel nacional, autonómico y provincial, así como de capitales de provincia y de localidades con población superior a 30.000 habitantes. En el caso de la provincia gaditana, los datos competen a Cádiz, Jerez, San Fernando, Chiclana, Puerto Real, El Puerto de Santa María, Chiclana, Arcos, Algeciras, La Línea y San Roque.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios