Pascua Militar en San Fernando El almirante de la Flota destaca la obligación de defender la "indisoluble unidad de la Nación"

  • San Fernando acoge un nuevo 6 de Enero el acto castrense que ha congregado a representantes civiles y militares, y numerosos ciudadanos

San Fernando vuelve a ser escenario un año más de la celebración de la Pascua Militar, un acto institucional que ha congregado a numerosas personas en las inmediaciones de la antigua Capitanía General para disfrutar especialmente del desfile que ha protagonizado las fuerzas congregadas.

El almirante de la Flota, Manuel Garat Caramé, ha recordado en su discurso la Constitución de 1812 que comenzó a gestarse en la ciudad para advertir de que la actual Carta Magna "describe el ordenamiento que la mayoría de los españoles, de muy distinta condición y convicción, fueron capaces de conciliar, y que los miembros de las Fuerzas Armadas, sometidos al mandato de las instituciones del Estado, estamos obligados a defender".

En su alocución en el Salón del Trono el almirante de la Flota ha agradecido la presencia de las autoridades civiles, especialmente de la alcaldesa, Patricia Cavada, y de los miembros de los ejércitos, de la Armada y de la Guardia Civil, presentes en la Pascua Militar, que se conmemora desde 1782, "año en que los ejércitos de España expulsaron a los ingleses de la isla de Menorca". 

Parada militar, ante la antigua Capitanía General. Parada militar, ante la antigua Capitanía General.

Parada militar, ante la antigua Capitanía General. / Román Ríos

Esta ceremonia, ha explicado, permite cada año a las Fuerzas Armadas hacer balance del año concluido y señalar "lo que tenemos que hacer en el año que comienza", manteniéndose fieles a unos ideales "que hemos heredado de tantos hombres y mujeres que desde tiempos ancestrales entregaron su sangre, su sudor y sus lágrimas para concebir una nueva nación, como patria común e indivisible". Unos ideales, ha insistido Garat en su intervención, que se proyectan "inquebrantablemente" hacia el futuro atendiendo a la Constitución, "que precisamente se fundamental en la indisoluble unidad de la nación española que defendemos".

El almirante de la Flota ha destacado la presencia de militares de distinto rango y mando, también de tropa y marinería; y compañeros retirados o en la reserva; pero también recordó a los ausentes: los que durante el pasado año se fueron, especialmente en acto de servicio; y también a los que están lejos, cumpliendo con su deber, en misiones que permiten mantener la seguridad de España, aun cuando se desarrollan en el extranjero. "La seguridad de nuestra nación no puede construirse trabajando exclusivamente en el interior de nuestras fronteras, sino que inevitablemente exige la construcción de un entorno de paz y de seguridad. En ese empeño nuestros soldados y marineros trabajan todos los días del año, lo están haciendo ahora mismo, en este preciso instante, para asegurar la legalidad internacional y el libre ejercicio de nuestra soberanía", ha expuesto.

La vigilancia de los mares, los cielos, las costas y los montes; la lucha contra el terrorismo, la piratería, y el trato ilegal de personas y mercancías, contra el deterioro del medio ambiente, contra el patrimonio cultural; y la tarea de preservar la integridad de la población en situaciones de emergencia, de riesgo, catástrofe o calamidad pública son algunas de las misiones que desempeñan en territorio español las Fuerzas Armadas. A eso suma las misiones en el exterior: la operación Atalanta en el Cuerno de África de la Unión Europea que desde marzo dirige España, la operación Sophia en el Mediterráneo "para prevenir los flujos de migración irregular impulsados por las crueles redes de tráfico de personas y evitar que mueran más inocentes en la mar" y la operación Sea Guardian de la OTAN contra el terrorismo; y la promoción de la paz y la seguridad en países inestables, afectados por crisis humanitarias o con alguna amenaza, como Irak, Afganistán, Mali, Bosnia, Senegal, Mauritania, Somalia, República Centroafricana, Gabón, Cabo Verde, países del Golfo de Guinea, Líbano, Turquía, Letonia y la zona del Báltico.

Tras acabar su discurso, el almirante de la Flota y la comitiva castrense y civil ha salido al exterior del edificio histórico para presenciar el desfile de la fuerza formada por una compañía de Honores, la escuadra de Gastadores de la Infantería de Marina y la Unidad de Música del Tercio del Sur.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios