EL PUERTO

La ponencia de Javier Coronilla pone el broche final al festival 'Insomnia'

  • Este diseñador animatrónico isleño ha trabajado en películas como 'Star Wars VII' y 'Rogue One'

Javier Coronilla minutos antes de la conferencia. Javier Coronilla minutos antes de la conferencia.

Javier Coronilla minutos antes de la conferencia. / fernández hortelano

Detrás de una producción cinematográfica existe un duro trabajo. Eso es algo de lo que entiende bien Javier Coronilla. Este isleño de 35 años está triunfando en el cine internacional construyendo los mecanismos internos que dotan de vida a criaturas fantásticas. Algo que se conoce como 'animatronics designer'.

Aunque actualmente tiene una apretada agenda, Javier Coronilla ofreció el pasado sábado una conferencia en la Fundación Rafael Alberti, enmarcada dentro de la segunda edición del Festival de Cine Fantástico 'Insomnia'. "Nuestro trabajo es utilizar técnicas para que al final una criatura te transmita", explica Coronilla.

En España solo existen 15 ó 20 personas dedicadas al diseño animatrónico

El 'animatronics' es un fenómeno que surgió a finales de los años 50 cuando Walt Disney creó la marca registrada Audio-Animatronics. Esta forma robótica fue utilizada para espectáculos y parques temáticos de Disney. Los Audio-Animatronics tenían movimientos programados sobre la base de una obra musicalo con efectos de sonido.

Posteriormente el 'animatronics' fue avanzando y se convirtió en un nombre genérico para robots creados por otras empresas. Este es el caso de Jim Henson, creador de personajes entrañables como los Teleñecos o los Fraggle Rock.

A pesar de su juventud, Javier Coronilla ha trabajado en grandes producciones como Star Wars VII, Rogue One o Un Monstruo viene a verme, donde junto con su equipo ganó el Goya a los mejores efectos especiales. El isleño recuerda que el rodaje de la exitosa película fue duro debido a que en España no se está acostumbrado a trabajar con este tipo de mecanismos. "En Un monstruo viene a verme llegamos un poco a un grado de locura", comenta Coronilla". Según cuenta el isleño, durante el rodaje hicieron falta tres personas solo para manejar el mecanismo de la cara del personaje. "Hoy en día el cine es ingeniería pura y dura", sentencia.

El trabajo del diseñador animatrónico es una labor minuciosa y artesanal a la que hay que dedicarle tiempo y dinero, y en la que hay muchas personas implicadas. Javier Coronilla mantiene un estricto contrato de confidencialidad con la empresa para la que trabaja. Pero eso no fue obstáculo para que este 'animatronics designer' contara a los asistentes algunas entretenidas anécdotas y detalles de su trabajo. "Hay muy pocas criaturas que puedan reciclarse. Siempre hay que construir cosas nuevas", afirma Coronilla. Quien lamenta que en España el 'animatronics designer' sea un trabajo al que solo se dedican 15 o 20 personas. Todos los interesados en desarrollar su carrera laboral en este ámbito tiene que marcharse a ciudades como Londres, donde el negocio del diseño animatrónico está ya muy consolidado.

La segunda edición del Festival de Cine Fantástico 'Insomnia' culminó en la noche del sábado con la proyección de un total de 35 cortometrajes en el bar 'Ancalagüela'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios