Provincia de Cádiz

"Tenemos que poner el hotel donde se merece, entre los mejores de España"

  • El nuevo director del Monasterio de San Miguel hace balance del primer mes del establecimiento desde su reapertura, a principios del pasado mes de agosto · La ocupación para este mes superará el 70%

El pasado 4 de septiembre se cumplía un mes desde la reapertura del hotel Monasterio de San Miguel, ahora gestionado por el grupo Hadentur 2000, tras cuatro meses con el establecimiento cerrado. Su director, Javier Arimont, nacido en Barcelona pero con 20 años de trayectoria profesional en Madrid, está al frente de las instalaciones y no oculta su ilusión ante un proyecto con el que el grupo gestor se introduce en la provincia de Cádiz.

-¿Cómo ha funcionado el establecimiento en este primer mes desde su reapertura?

-Bastante bien, teniendo en cuenta la celeridad con la que abrimos, tras la toma de posesión del edificio el pasado 30 de julio. El hotel se abrió cuatro días después, en un tiempo récord, incluso sin tener todas las vías de comercialización abiertas. Aún así hemos cumplido las expectativas y en el mes de agosto hemos vivido de las reservas de última hora, en general ha sido un buen mes.

-¿Ya están funcionando al 100% los servicios?

-Prácticamente sí. Primero se abrió la cafetería Las Capuchinas, después comenzó a funcionar el restaurante en el claustro, por las noches y Las Bóvedas se abrirá ya algo más adelante, en otoño, cuando el tiempo refresque, tras unas pequeñas mejoras que estamos haciendo.

-¿Y qué planes hay para el auditorio municipal?

-Comenzará a utilizarse de nuevo en pocos días, nosotros seguiremos llevando el mantenimiento y la gestión, ya hemos llegado a un acuerdo con el Ayuntamiento. Este mes empezará a funcionar de nuevo acogiendo bodas y eventos. Ya está preparado, se han cambiado los cortinajes y en pocos días volverá a estar en funcionamiento.

-¿Qué porcentaje de la plantilla anterior trabaja de nuevo en el hotel?

-Calculo que entre un 85 y un 90%. En momentos puntuales de trabajo se ha contratado también a algún empleado eventual, sobre todo para la limpieza. Algunos miembros de la anterior plantilla ya había encontrado trabajo en otros lugares cuando se reabrió el hotel Monasterio.

-¿Se ha introducido algún cambio con respecto a la anterior etapa, en cuanto al funcionamiento del hotel?

-Además de las cenas en el claustro, hemos cambiado las cartas, los menús para banquetes y estamos potenciando mucho la restauración. Ahora tenemos en marcha la Semana de la Tapa y también queremos hacer unas jornadas gastronómicas de arroces, algo que siempre ha tenido mucha aceptación. Los cocineros son los mismos que antes y trabajan muy bien. Con la campaña de las tapas, queremos animar a la gente a conocer nuestra cocina a un precio muy razonable, 2,50 euros la tapa y la bebida. Se podrán degustar platos tradicionales del hotel para que la gente los conozca y luego se animen a venir al restaurante. También se están haciendo mejoras en algunas instalaciones, con el cambio de moquetas, tapizados y reparación de mobiliario... Son cosas que no se ven pero se van deteriorando con el paso del tiempo.

-La decoración siempre ha sido un elemento fundamental en el Monasterio. ¿Se ha modificado algo con respecto a la anterior etapa?

-Se ha mantenido todo tal y como estaba. Ahora estamos mejorando algunos aspectos del restaurante Las Bóvedas, pero se mantiene la esencia del hotel. Queremos que la gente de la ciudad se sienta identificada con el Monasterio. Además del huésped de fuera, queremos mimar a la gente de El Puerto y de la provincia.

-¿Qué novedades se preparan para los próximos meses?

-Queremos mantener la vida cultural que siempre ha tenido el hotel, ya hemos hablado con la Concejalía de Patrimonio Histórico y colaboraremos con ellos para la celebración de distintos eventos. Además estamos potenciando mucho los paquetes como el familiar, el fin de semana romántico, el mercado del golf... Queremos poner en marcha también una parte destinada a los negocios, ofreciendo despachos con ordenador, impresora y cafetera para los trabajadores que lo necesiten. También hemos llegado a un acuerdo con una empresa de alquiler de coches de la ciudad para ofrecer hotel y coche al cliente, de manera que pueda recogerlo en el aeropuerto o en la estación y contar con el vehículo durante su estancia. Queremos potenciar a las empresas de El Puerto, hay gente que ha venido a ofrecernos una idea y hemos llegado a un acuerdo. Lo que queremos es, en definitiva, que el cliente no se vaya a otra ciudad.

-El hotel Monasterio siempre ha contado con una clientela muy fiel. ¿La mantiene?

-Sí, hay casos de clientes de toda la vida que ya han vuelto, al día siguiente de la reapertura. Cuando se enteraron, estando incluso fuera de El Puerto, han venido al hotel.

-Y para los congresos, ¿hay algo previsto de cara al futuro?

-Estamos lanzando una campaña para eventos, bodas y congresos. Queremos potenciar este aspecto y tenemos un plan comercial que queremos poner en marcha cuanto antes. El hotel Monasterio, aparte de generar ocupación para sí mismo, genera ocupación para El Puerto, es el establecimiento que marca el son de la ocupación hotelera en la ciudad y si hay un congreso, repercute en otros establecimientos y en muchos otros sectores.

-Lleva poco tiempo en la ciudad. ¿Qué le parece como destino turístico?

-Me han acogido en El Puerto de maravilla, tanto las autoridades como el gremio. He tenido aún poco tiempo de valorar la situación, ya que además he llegado en pleno agosto, pero creo que en líneas generales se debería incidir más en potenciar el mercado de invierno. En verano El Puerto está muy reconocido a todos los niveles, pero el resto del año hay mucha más competencia y tenemos que atraer a las empresas. Ya hemos tenido reuniones con el Ayuntamiento y el sector para tratar de potenciar este aspecto. He visto muy buena voluntad y muchas ganas por parte de todos.

-¿Cómo valora la promoción que se hace de la ciudad?

-Hay una página web que nos está ayudando mucho, que es la de turismodelpuerto.com, donde estamos todos los hoteles arropados y notamos que tiene una gran incidencia. También se nota cuando hay algún evento especial, ahora por ejemplo llegará el festival de música independiente Monkey Week y notamos que la ocupación para esas fechas va subiendo. Durante estos primeros días de septiembre hemos notado un aumento de la ocupación y superamos ya las 100 habitaciones diarias, de las 165 que tenemos. Para este mes la ocupación ya contratada supera el 50% y estimamos que el mes se cerrará con una ocupación superior al 70%.

-¿Cómo se afronta el futuro?

-Tenemos mucha ilusión, creemos en el proyecto, en la ciudad y en la provincia y estamos seguros de que trabajando mucho conseguiremos los objetivos. Queremos poner el hotel donde se merece, en la parte más alta de los establecimientos de España. El hotel es muy conocido y no hay muchos establecimientos así.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios