Provincia de Cádiz

La quiebra de empresas en 2009 afectó a más de 1.150 trabajadores gaditanos

  • Presentadas 87 declaraciones de concurso a final de año · De ellas, 54 correspondieron a empresas y 33, a personas sin actividad empresarial · El volumen de negocio superaba los 300 millones de euros

El año 2009 volvió a marcar un nuevo récord en cuanto a las declaraciones concursales presentadas en la provincia de Cádiz. Según los últimos datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE), el pasado ejercicio acabó con 87 declaraciones concursales. De ellas, 54 se corresponden con empresas y 33 a personas físicas sin actividad empresarial.

Este dato es aún más llamativo si se compara con el de años anteriores. Así, según el INE, 2008 finalizó con 45 declaraciones, lo que supone un aumento del 93,3% de un año a otro. De esas 45, 38 correspondieron a empresas, mientras que sólo siete fueron de personas físicas (con lo que 2009 experimentó un aumento del 371%).

Conforme se va retrocediendo en el tiempo, los datos comparativos son aún peores. Así, en 2007 "sólo" hubo 13 declaraciones de quiebra; mientras que en 2006 se quedaron en 8; 2005 acabó con sólo siete y una en 2004.

Los datos publicados por el INE reflejan además los efectos que las declaraciones concursales han tenido sobre los trabajadores. Así, en total, las quiebras de las 54 empresas declaradas tuvieron su repercusión sobre más de 1.150 empleados. A lo largo de 2009, añade el Instituto Nacional de Estadística, hubo cinco negocios con cero empleados; ocho empresas que tenían entre uno y dos trabajadores; seis firmas más con entre tres y cinco empleados; cuatro más que tenían entre seis y nueve asalariados; diez negocios con entre 10 y 19 trabajadores; ocho que presentaban una plantilla de entre 20 y 49 personas; ocho más, entre 50 y 99; tres empresas con más de 100 empleados y dos firmas más sin clasificar.

Por otra parte, estas empresas concursadas representaban en total un volumen de negocio de más de 300 millones de euros anuales. Así, con un volumen de negocio de menos de dos millones de euros se declararon durante 2009 un total de 28 empresas; con un volumen de entre dos y cinco millones, hubo 13; entre cinco y diez millones, seis empresas más; con un volumen de negocio de más de 10 millones de euros, cinco firmas; y dos más sin clasificar.

Sobre los datos de 2009, llama la atención que de los 54 concursos presentados por empresas, cuatro se correspondan con personas físicas (autónomos); ocho fueron Sociedad Anónima (SA); y 40 fueron Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL); por último, otras dos por otros conceptos.

En cuanto a los sectores, el más afectado es el de la construcción, con 26 casos. De ellos, 20 están vinculados a la edificación y promoción inmobiliaria. El comercio al por mayor también sufrió los efectos de la crisis, con 14 casos.

Ayer, la titular del Juzgado de lo Mercantil de Cádiz, Nuria Orellana, explicaba a este periódico que, en lo que va de año, ya se han declarado 12 concursos correspondientes a empresas y personas físicas, un ritmo si cabe más alto que el del pasado año.

A nivel andaluz, las familias y personas físicas que se declararon en concurso de acreedores (suspensión de pagos y quiebras) ante la imposibilidad de afrontar sus pagos y deudas ascendieron a 138 durante 2009, lo que supone un incremento del 126,2% respecto a 2008. Por su parte, las empresas concursadas se incrementaron el pasado año un 35,8% por ciento el año pasado en Andalucía, hasta sumar 485 procedimientos de quiebra, según el INE.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios