Retenciones

Las retenciones hacia la costa de la Janda y Vejer se hacen exasperantes

  • La acumulación de vehículos en el acceso a la N-340 afecta a trabajadores del polígono industrial de Cañada Ancha

Las colas de vehículos se prolongaban ayer desde la nacional N-340 al polígono industrial de Cañada Ancha.

Las colas de vehículos se prolongaban ayer desde la nacional N-340 al polígono industrial de Cañada Ancha. / D.C. (Vejer.)

La alta intensidad de vehículos que utilizan la carretera autonómica A-314 Medina-Vejer, para llegar a la costa de la Janda, se convierte cada fin de semana en un suplicio para los miles de turistas que utilizan esta vía de comunicación para alcanzar alguna playa o para llegar a otras localidades como Vejer, Barbate o Zahara de los Atunes, entre otros destinos.

Un problema, que se convierte en exasperante para los trabajadores del polígono industrial o las pedanías de Cañada Ancha, Los Naveros y Cantarranas cuando precisan subir al casco urbano vejeriego para el reparto de mercancías o para hacer alguna gestión administrativa o bancaria.

Los fines de semana se desvía el tráfico rodado hacia la rotonda de la salida de la autovía A-48 hacia Vejer, donde se cambia de sentido para tomar dirección a Algeciras o Barbate, algo que no ocurre los días entre semana.

Los vecinos de la zona conocen algunos trazados rurales que pueden evitar esas retenciones, aunque la falta de mantenimiento de esos caminos pueden provocar algún que otro susto o roce de la carrocería con el asfalto dado los socavones que se encuentran a lo largo de su trazado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios