pesca

Un ronqueo a arena y mantel

  • Aparece un atún rojo en la playa barbateña del Botero para sorpresa de los vecinos, que realizan un despiece improvisado del animal

El ronqueo, el arte por el que se despiezan los atunes rojos para su posterior venta, es una actividad que no por conocida deja de resultar muy atractiva para los aficionados al mar, la almadraba, incluso los turistas... Pero en esta ocasión, lo inaudito no era tanto la actividad en sí como el lugar en el que se produjo y, sobre todo, las circunstancias.

En la tarde del martes, a eso de las 20:15 horas, llegó a la playa del Botero, en Barbate, el cádaver de un atún de grandes dimensiones, similar a los ejemplares que se suelen pescar en las almadrabas en estas fechas. El atún llegó a la costa con una mordedura en la parte del estómago, probablemente producida por el ataque de una orca.

Las personas que se encontraban en el lugar en ese momento, y ante la imposibilidad de cargar con una pieza de semejante peso, realizaron el despiece sobre la misma arena y repartieron trozos de pescado entre los curiosos asistentes a este 'ronqueo natural'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios