Ayuntamiento

El sindicato CSIF recurre el decreto del alcalde de El Puerto para prorrogar los presupuestos municipales

  • Denuncian que no se han tenido en cuenta la consignación presupuestaria para pagar los atrasos que acumula la plantilla ni las subidas salariales aprobadas de los últimos años

Una de las protestas de los sindicatos que se han registrado en los últimos meses. Una de las protestas de los sindicatos que se han registrado en los últimos meses.

Una de las protestas de los sindicatos que se han registrado en los últimos meses. / Andrés Mora Perles

La sección sindical de CSIF en el Ayuntamiento de El Puerto ha presentado este miércoles un recurso de reposición contra el decreto del alcalde, Germán Beardo, para el presupuesto de este año 2021, prorrogado de 2018, porque en el mismo no se ha tenido en cuenta consignación presupuestaria suficiente para pagar los atrasos de años anteriores, ni las subidas salariales aprobadas de 2020, ni los sueldos de 2021, ni las subidas de 2021, como sí hacen el Estado, las comunidades autónomas y el resto de Ayuntamientos de España.

A juicio del CSIF "esta grave omisión va a impedir no solamente pagar el sueldo anual completo a los 600 trabajadores del Ayuntamiento sino que impedirá nuevas contrataciones de personal. Y es que como dicen “si no hay dinero para pagar lo que ya hay, mucho menos puede haber para ampliar plantilla. De esta manera no sólo se perjudica a los trabajadores municipales, sino a la creación de empleo público, aunque sea temporal, en unos momentos de gravísima necesidad social y con todos los índices de paro y de cierre de empresas disparados".

El CSIF lamenta que los atrasos y subidas salariales no se hayan incluido en el decreto del alcalde "y no porque el Ayuntamiento no tenga dinero, que ya se verá que sí lo tiene cuando se publique la liquidación del presupuesto anterior y se presuma de superávit, sino porque teniéndolo no es capaz de prever sus gastos reales y ciertos, sin remediar al grave deterioro de los servicios públicos a los ciudadanos”.

La sección sindical recuerda que el Ayuntamiento portuense "cada vez tiene menos personal, aunque su carga de trabajo es la misma o superior, por lo que al final es el ciudadano el que acaba pagando, esperando largas colas, o agotando plazos, o peor aún, renunciando a trámites. No parece razonable que conociendo el Gobierno municipal lo que ha pagado y lo que no en concepto de retribuciones a lo largo de 2020, no sea capaz de realizar el ajuste presupuestario necesario en el presupuesto y cumplir con sus obligaciones legales de empleador público", lamentan.

Por todo ello, el CSIF ha recurrido este decreto y exige "congruencia y competencia para que se prevea correctamente el presupuesto para 2021".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios