Desarrollo

Otra vez en guerra los vecinos de Alcalá del Valle por el retraso de la carretera de Lora

  • La Junta de Andalucía anuncia que se reunirá con los afectados el próximo jueves

La carretera de Lora, muy estrecha, está sembrada de curvas La  carretera de Lora, muy estrecha, está sembrada de curvas

La carretera de Lora, muy estrecha, está sembrada de curvas / Ramón Aguilar

La plataforma ciudadana Carretera de Lora Ya anuncia nuevas movilizaciones por el retraso en la construcción del desdoble de la CA-9107 de esta vía que es vital para el desarrollo de Alcalá del Valle. Los vecinos de este pueblo de la Sierra, que llevan años reivindicando un trazado alternativo a la actual carretera peligrosa y llena de curvas que los conecta con el resto de la Sierra, Sevilla y Antequera dicen, a través de un comunicado, que “Alcalá del Valle ya no se fía de la Junta de Andalucía”.

“Después de 25 años esperando acabar con los peligros de la carretera CA-9107, por fin el 25 de octubre de 2017, hace ya más de dos años, el anterior consejero de Infraestructuras de la Junta, Felipe Márquez, inauguraba las obras con un presupuesto de siete millones de euros y un periodo de ejecución de 18 meses. Aquel día todos echaron cohetes de feria para celebrar que por fin ya estaban las máquinas allí. El consejero, entre los aplausos y las felicitaciones de los vecinos, manifestó que esta obra estaba más que justificada y que representaría una mejora muy sustancial en términos de seguridad y del desarrollo económico del territorio. Pero las obras no duraron ni 18 días ya que, al parecer, encontraron arcillas en el terreno y un venero de agua que no habían detectado en los estudios geotécnicos practicados. Con este imprevisto técnico se realizaron modificaciones, nuevos informes y más papeleos que acarrearon un incremento de la partida en 1,2 millones para estas nuevas obras complementarias”, recuerda esta plataforma.

Los vecinos dicen que tras el nuevo gobierno en la Junta, el director general competente en este tema “no está conforme con la solución planteada por el anterior, por lo que pidió un nuevo informe, esta vez a una empresa independiente de la Consejería. Ahora con estos informes, la obra de esta variante, de 3,8 kilómetros, pasa de 7 millones a 11 millones, por lo que van a rescindir el contrato con la empresa que tenía adjudicada la obra, realizar un proyecto único y nueva adjudicación”.

La Junta de Andalucía ha anunciado esta tarde que el próximo jueves el director general de infraestructuras, Enrique Catalina,  explicará a los afectados el proyecto ya elaborado por este departamento que "soluciona los graves problemas geotécnicos que tiene el proyecto del anterior gobierno,  con serias deficiencias geotécnicas". El compromiso de la Consejería de Fomento "desde el primer día es licitar las obras en 2020". La administración autonómica subraya que desde que Catalina llegó a la Consejería se puso a trabajar de lleno en ese proyecto, con una obra "adjudicada que nos encontramos parada por un problema geotécnico muy grave que hace imposible su ejecución".

Los alcalareños sostienen que están cansados, hartos y enfadados y que esta situación viene perjudicando “al comercio local, al turismo y a todo el esfuerzo que viene realizando el Ayuntamiento. Nos están mareando, queremos que de una vez por todas comiencen las obras, queremos hechos y no palabras vacías. La CA-9107 es la única conexión que tiene este pueblo serrano con la A-384 y que nos comunica con la Sierra, Málaga o Sevilla”, manifiesta Rafael Caballero, miembro de la plataforma que se encuentra indignado con tantos “retrasos y trampas administrativas”.

Los vecinos añaden que la CA-9107 tiene una intensidad media de unos 600 vehículos al día, con un  10% de tráfico pesado, es estrecha por lo que no caben dos camiones, sin arcenes y es muy complicado la circulación. Y es aún peor en esta temporada de plena campaña de aceitunas donde cada día se producen nuevos atascos y accidentes.

Así las cosas, la plataforma vecinal prepara un calendario de movilizaciones que comenzará en el mes de enero, donde ya se contemplan protestas más contundentes como el corte de carreteras, entre otros.  

El alcalde del municipio, Rafael Aguilera (IU) manifiesta también sus quejas “por tanto aislamiento, ya que a la prospera actividad agrícola con el cultivo del esparrago verde, con la calidad de sus productos y sobre todo del aceite, de suprema calidad, este tramo  viene asfixiando nuestro desarrollo local”.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios