Provincia de Cádiz

Dos veterinarias imputadas en el caso del envío irregular de perros a Italia

  • El proceso tuvo su origen en julio de 2011 al interceptar la Guardia Civil una furgoneta que transportaba 26 canes con documentación falsa y en condiciones deficientes

El representante legal de la protectora de animales italiana Vita y dos veterinarias vinculadas a esta asociación tendrán que declarar como imputados en el procedimiento penal abierto en el Juzgado número 2 de El Puerto por el caso de transporte irregular de perros desde la provincia de Cádiz a Italia para fines que están bajo investigación y entre los que no se descarta la experimentación en laboratorios.

El proceso tuvo su origen el 9 de julio de 2011, cuando la Guardia Civil interceptó una furgoneta con 26 perros que procedían de Rotaguau (Rota), la Asociación Luz y Luna (El Puerto) y Canicen (Chiclana) con destino a Milán. Los canes carecían de la documentación oportuna y el medio de transporte utilizado incumplía las condiciones reglamentarias de transporte, con los perros apilados y sin la ventilación suficiente. Los animales fueron intervenidos cautelarmente y llevados al refugio Kimba, situado en Chiclana.

El Seprona abrió una investigación sobre estos hechos y, posteriormente, el Juzgado número 2 de El Puerto inició un procedimiento penal en el que la organización protectora El Refugio, una de las más importantes del país, se personó como acusación.

Ayer, el portavoz de El Refugio, Nacho Paunero, visitó Cádiz para ofrecer más datos sobre estas diligencias. Informó de que hay tres imputados en el caso. El representante legal de Vita una zampa per la Espagna, la asociación que transportaba los animales a Italia con escala en Barcelona, por un supuesto delito de uso de certificado falso, y de las dos veterinarias contratadas por Vita para facilitar la salida de los perros, por un supuesto delito de falsedad documental. Según Paunero, "el fiscal solicita diligencias para determinar si existe delito de maltrato animal".

El portavoz de El Refugio se presentó ante los medios con dos de los perros que viajaban en aquella furgoneta, Zoe y Congo. Según explicó, la Guardia Civil sostiene que cerca del 70% de los perros enviados a Italia por Vita se encuentran en paradero desconocido. También señaló que el fiscal calcula que a lo largo de 2011 se enviaron alrededor de 1.500 perros desde la provincia, y añadió que, aunque la Fiscalía y la Guardia Civil aún investigan este extremo, muchos animales acaban en "campos de concentración" y en laboratorios para "experimentación". "Hay muchas organizaciones que aparentan tener buenas intenciones con los animales condenados a morir y que realmente tiene objetivos más oscuros e ilegales. Esperemos que este proceso judicial ayude a esclarecer los hechos", argumentó Paunero.

Fuentes de la Asociación Luz y Luna quisieron subrayar ayer que este refugio se limitaba a recibir perros de la perrera Rotaguau y albergarlos en sus instalaciones "sin ánimo de lucro" hasta que Vita se los llevaba. "Nos pillaron de pardillas. Pensábamos que los perros iban en adopción con gente que los quería, a buenas casas... Nos sorprendió que la documentación fuera falsa", señaló una de las titulares de Luz y Luna. La asociación organizó tres "viajes" de perros con Vita antes del 9 de julio de 2011, el día en el que los agentes del Seprona interceptaron la furgoneta que partía a Italia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios