Cultura

Antonio Gala: "El amor es el gran éxito de la vida"

  • El escritor presenta en Venecia su nuevo libro, titulado 'Los papeles de agua', en el que mezcla el ensayo y la novela

Con la sabiduría que da el tiempo, el escritor Antonio Gala considera que el gran éxito en la vida es el amor, "que lo redime todo". Y ahora, a sus 78 años, ha escrito su libro "más personal", 'Los papeles de agua', mezcla de ensayo y novela con Deyanira Alarcón, su alter ego, y Venecia como ejes.

Por eso este hijo adoptivo de Córdoba, nacido en Brazatortas, Ciudad Real, ha querido viajar estos días a la ciudad de los canales para presentar 'Los papeles de agua', editado por Planeta. Su libro "más feminista", porque según explicó ayer, "las mujeres son más interesantes. Son los seres más humanos, más completos y más generosos del planeta".

Dicharachero, hablador y lleno de humor -hace unas imitaciones de Borges que ya quisieran muchos cómicos-, Antonio Gala se siente en un buen momento para hablar de su libro, casi quinientas páginas, en las que no sólo habla del amor y el sexo, sino que hace una crítica del mercado editorial, la publicidad, los grupos de poder y la mafia, un asunto éste que dice le ha interesado siempre.

Así, esta novela narra la experiencia de Deyanira Alarcón, una escritora de éxito, de 40 años, guapa y en crisis, con una vida que le ha fallado.

Por ello, se embarca en un crucero para luego quedarse en Venecia, una ciudad que al principio le parece hostil pero que luego la devolverá la vida a borbotones, aunque con todo su precio. Y es que para Antonio Gala, "el amor sin dolor es una bobería. El sufrimiento es síntoma de vida", recalca.

"Deyanira -explica Gala- es una personaje o personajilla que me fascina. Me cautivó desde el principio. Es una mujer que sabe lo que quiere, que no tiene pelos en la lengua, deslenguada, y que todo lo que dice sobre esta sociedad mercantilizada o sobre el poder de los grupos de presión lo dice de mi boca también»".

Gala, como ya hiciera con otras mujeres en novelas suyas como la Desideria de 'La pasión turca' o la Palmira de 'Más allá del jardín', disecciona el alma femenina hasta dejarla en los huesos, frente a un espejo. Desnuda y sin trampa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios