Muerte de Alicia Alonso

Antonio El Pipa: "Alicia ha mantenido la escuela cubana por encima de todo"

Antonio El Pipa y Alicia Alonso, en la última visita del jerezano a Cuba en 2015. Antonio El Pipa y Alicia Alonso, en la última visita del jerezano a Cuba en 2015.

Antonio El Pipa y Alicia Alonso, en la última visita del jerezano a Cuba en 2015.

La trayectoria profesional de Antonio El Pipa tuvo en 2010 un punto de inflexión fundamental. Una llamada teléfonica de Alicia Alonso le abrió las puertas de una experiencia que hoy día califica como "una auténtica joya". 

"Tuve que ir a su casa de Madrid y me dijo que quería que montase 'El Amor Brujo', que yo era capaz de hacer lo que Antonio Gades había hecho con 'Bodas de sangre'. Imagínate lo que fue aquello para mí, era un sueño", recuerda con nostalgia el artista jerezano.

Su deseo se convirtió en realidad un 31 de octubre de 2010 cuando en el Gran Teatro de La Habana, Antonio El Pipa estrenaba 'El Amor Brujo' con el Ballet Nacional de Cuba.   

El Pipa, muy afectado por el fallecimiento de "la absolutísima", señaló, sentía especial admiración por Alicia Alonso "no sólo como profesional, sino también como persona porque a mí me abrió las puertas de su casa en La Habana cuando fui a montar 'El Amor Brujo'. Compartí con ella mesa y mantel y me hizo cómplice de muchas cosas. A pesar de lo grande que era como artista, su humildad era increíble". 

Para Antonio, con la pérdida de Alonso se va "una defensora absoluta de la escuela cubana, porque Alicia ha mantenido la escuela por encima de todo, por encima de modas y épocas".   

En su última visita a Cuba en 2015, "cuando estuve con el Ballet Español de Cuba haciendo 'El fantasma de la ópera', Alicia se enteró que estaba allí y fue a verme, recuerdo aquel momento con mucho cariño. Para mí ha sido una persona muy importante en mi carrera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios