Cultura

El Barroco se adapta a los niños

  • Teatro Clásico de Sevilla acerca la literatura del Siglo de Oro al público familiar con 'Julia. Un viaje teatrástico', versión de Zurro de los pasos de Lope de Rueda · La obra se presenta el jueves en el Festival de Almagro

Cómo acercar las obras de teatro del Siglo de Oro español a un público cada vez menos acostumbrado a ellas es el principal objetivo que se ha propuesto en su nueva producción la compañía de Teatro Clásico de Sevilla (TCS), dirigida por el incansable Juan Motilla. En Julia. Un viaje teatrástico, la agrupación pretende ofrecer, de una manera sencilla, una pieza clásica a un público "ávido de este tipo de experiencias", defienden sus responsables.

Esta obra, que toma como base los pasos del dramaturgo sevillano Lope de Rueda, se presentará el próximo jueves dentro del cartel de la 35 edición del Festival Internacional de Teatro Clásico de Almagro, como parte parte de la primera edición del Certamen Internacional de Barroco Infantil. El ciclo nace a raíz de la preocupación de los responsables de la cita por acercar el Barroco al público infantil, iniciativa que, consideran sus promotores, sigue "un buen camino" dentro de un festival tan consolidado como el de Almagro, una de las citas escénicas más veteranas de nuestro país. El objetivo de esta muestra es favorecer la recreación escénica de la literatura de la época para un público en el que no se suele reparar a la hora de hacer adaptaciones de obras clásicas.

Esta adaptación del autor Alfonso Zurro, uno de los dramaturgos mejor considerados a nivel nacional que ya ha revisado para TCS obras como La Celestina, Carmen o El Buscón (recientemente presentado en el Feria de Teatro de Palma del Río), deja de lado la estructura en verso y el castellano antiguo, propios de los textos originales, en un afán de fomentar la empatía de aquellos que, de otra manera, no habrían podido acceder a la obra de Lope de Rueda. Julia. Un viaje teatrástico va destinada mayoritariamente a un público infantil, sin embargo, su autor defiende que "no es exclusiva para niños", ya que "el público adulto que ya la ha visto también se ha quedado prendado de la historia. No tiene facilidades exclusivas para los niños pues los mayores acabarían por aburrirse".

¿Cúal es la clave para adaptar una obra barroca para este público? Haciendo de ello un juego, un divertimento en el que, por un lado, no se trate de ocultar su carácter de teatro antiguo de capa y espada mientras que, por otro, la representación logre convertirse en un "sueño" en el que puedan ocurrir las cosas más "insospechadas" y "sorprendentes", defiende Zurro.

Alicia tuvo su madriguera de conejo; los niños de Narnia, su armario; Harry Potter, la entrada del andén 9 y 3/4... y Julia, la protagonista a la que dará vida la actriz Alicia Moruno, dispondrá de un cubo mágico que hará las delicias de los amantes de lo fantástico. A través de este prodigioso artilugio que se relaciona como un actor más con el resto del elenco, la niña seguirá a su abuelo hasta llegar, sin darse cuenta, al Siglo de Oro español, sumergiéndose en las historias de cada uno de los pasos de Lope de Rueda. "Creemos que es la mejor manera de acercarles este tipo de obras. Así comprenden mejor el contexto histórico y cultural, ya que a los niños les resulta difícil leerlos en su versión original", comenta Zurro, quien defiende que ofreciendo una experiencia positiva hacia el teatro a una edad temprana edad se consigue inculcar la pasión por el teatro y crear un público objetivo en su etapa adulta.

Esta revisión de la obra de Lope de Rueda, que cuenta con la dirección de Julio Fraga, se pudo ver el pasado marzo en el teatro municipal de Gelves, donde consiguió el aval de cientos de escolares. "Siempre queda la duda de si los niños podrán seguir una historia con tantos saltos temporales", dice Zurro sobre el hilo argumental, "sin embargo, la aceptación fue extraordinaria".

La relación entre generaciones que muchas veces no se quiere ver, o negar, está muy presente en la obra a través de la figura del abuelo, que interpreta Joserra Muñoz. "A pesar de que la protagonista es una niña, tiene un importante grado de responsabilidad y respeto hacia los mayores", mantiene Zurro, pues gracias a la experiencia de su abuelo, tanto Julia como el público podrán descubrir aquellas cosas que los pequeños y, por qué no, los mayores desconocen.

Julia. Un viaje teatrástico trata de sumergir al espectador en un viaje, como su título bien indica, al mundo de la imaginación y de la fantasía al más puro estilo de Alicia en el País de las Maravillas. A través de personajes extravagantes y fantásticos -interpretados por Gina Escánez, Sergio Domínguez, Joserrá Muñoz y José Chaves- la niña descubrirá que se puede dejar de lado la dependencia a las nuevas tecnologías y que todo es posible gracias a la imaginación. Un espectáculo que demuestra, una vez más, la vigencia y la diversión de los clásicos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios