Cultura

Bolívar suma su tercera puerta grande en el último festejo de Cali

  • El diestro colombiano se consagra como máximo triunfador del ciclo

La Feria de Cali se cerró este domingo con la lidia de un encierro de Guachicono, de encaste Parladé, que destacó fundamentalmente por su presentación, pero los toros colombianos fueron un conjunto de mansedumbre.

Miguel Abellán tuvo que lidiar con el lote más destartalado, con dos ejemplares que por hechuras venían más de la Camarga francesa que de los campos colombianos. El primero se fue siempre muy suelto y blandeando. El madrileño lo toreó siempre a media altura, en ocasiones molestado por la brisa. Ante el cuarto, que presentaba una terrorífica cabeza, comenzó su trasteo con una tanda de doblones, seguidos de otras primero por el pitón derecho y luego por el izquierdo, ejecutadas con gran suavidad y mano baja.

Mala suerte con su lote tuvo Paco Perlaza. Pese a intentarlo, lo tuvo imposible con el manso segundo, que pronto se fue a chiqueros, huyendo cada vez que el torero se perfilaba con la tizona.

Luis Bolívar fue el gran triunfador del festejo al pasear tres orejas. En la línea de la corrida, su primero fue un manso al que a base de consentirle y dejarle siempre la muleta en la cara consiguió hacerle embestir. Importante faena, de mando, sobresaliendo las tandas por el derecho.

Al que cerró plaza lo saludó con un par de largas cambiadas de rodillas para continuar luego por delantales. En turno de quites lo hizo por tafalleras. El animal repetía y un Bolívar muy firme y asentado desplegó un gran repertorio. Gran tarde del diestro colombiano.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios