Cultura

Castella pasea dos orejas, a hombros, en la Feria de Colmenar

  • Ponce y El Cid se estrellan ante un lote deslucido del Puerto de San Lorenzo

Sebastián Castella salió ayer en hombros en el tercer festejo de la feria de Los Remedios de Colmenar Viejo (Madrid) después de cortar una oreja a cada uno de sus ejemplares de un deslucido comportamiento de los astados de El Puerto de San Lorenzo, que no dieron opciones ni a Enrique Ponce ni a Manuel Jesús El Cid.

El francés sorteó un animal de menos cuajo que sus hermanos pero muy ofensivo que se movió sin entrega en el último tercio y con el que Castella estuvo valiente, entregado y sincero en una faena paciente que desembocó en dos series con la mano derecha muy metida entre los pitones de gran mérito. Al sexto, el animal de mejor condición del encierro cuyo rendimiento estuvo condicionado por su falta de fortaleza, lo templó con criterio en una primera parte de faena muy ligada y reunida.

Enrique Ponce no tuvo opción ni con el huido primero ni con el cuarto. Que protestó y se defendió por su falta de fuerza. Por su parte, El Cid anduvo afanoso con un lote manso rajado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios