Cultura

Concha Velasco desmiente que vaya a retirarse de los escenarios

  • "O no he sabido decirlo bien o no lo han sabido interpretar", señaló la actriz horas después de "cortarse la coleta"

La artista, durante la rueda de prensa que dio ayer en Valladolid, su ciudad natal. La artista, durante la rueda de prensa que dio ayer en Valladolid, su ciudad natal.

La artista, durante la rueda de prensa que dio ayer en Valladolid, su ciudad natal. / efe

La actriz Concha Velasco ha desmentido que pretenda despedirse de los escenarios con la obra El funeral, dirigida por su hijo Manuel Marsó Velasco y que estrena hoy en el Teatro Calderón de Valladolid. "No me voy a retirar en la vida", ha declarado a Europa Press durante un descanso de los ensayos de la función.

También ayer, la veterana intérprete había insinuado, durante la presentación de la obra, que esta comedia sería su último trabajo como actriz. "El funeral es una obra con la que yo pienso que me voy a despedir", había asegurado Velasco.

Palabras que enmendó horas después. "O no he sabido decirlo bien o no lo han sabido interpretar", explicó aludiendo a su personaje fantasmal en la obra, donde comparte escenario con el actor Antonio Resines.

Según Velasco, durante la presentación de El funeral quiso expresar que le gustaría poder representar la obra más allá de los dos años previstos de inicio. "Esta función es maravillosa, y tenemos dos años de gira, pero me gustaría que tuviera tanto éxito como para terminar con ella mi trabajo", aclaró anoche. "Me ha llamado hasta mi familia para preguntarme si me había pasado algo", señaló la intérprete vallisoletana tras la repercusión que había tenido su supuesta retirada. "Tengo 78 años, y he firmado para representar esta función hasta los 80, entonces a lo mejor me lo planteo", sentenció.

Se da la circunstancia de que el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, agradeció ayer a la actriz su "vida dedicada al arte y a la cultura" tras conocerse su "presunta" retirada. "La gran Concha Velasco acaba de anunciar su retirada de los escenarios tras 64 años de hacernos reír, llorar, disfrutar y soñar. Millones de gracias, querida Concha, por toda una vida dedicada al arte y a la cultura", escribió el ministro en su cuenta personal de Twitter.

Concepción Velasco Varona (Valladolid, 1939) había anunciado ayer que se cortaba "la coleta", utilizando una expresión taurina y castiza, pero no despejaba del todo las dudas, como los diestros que después de prescindir del postizo han regresado a los ruedos ávidos de sensaciones y del calor de los públicos. Manuel Marsó, director de cine, de teatro e hijo de la veterana actriz, iba a ser el encargado de desprender el añadido a su progenitora, en la víspera de que el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, le entregara la medalla de la ciudad donde nació, un 29 de noviembre de 1939 en el número 2 de la calle Recondo, hija de una maestra depurada por el franquismo y de un militar del arma de Caballería.

Su vida ha estado cuajada de sobresaltos como empresaria y productora, que ha añadido a los nervios de los estrenos, fatigas de los viajes y achaques de la salud, propios de un oficio que ha brindado hasta a tres generaciones de espectadores.

"He cumplido 78 años y cada vez me siento más de Valladolid. No me importaría vivir aquí los últimos años de mi vida", reflexionaba en la emotiva intervención, a veces soliloquio, en la que evocó episodios de infancia como sus tías sombrereras en la plaza Mayor de la capital del Pisuerga. Ha invocado también a su madre, maestra depurada por el franquismo por sus ideas socialistas, quien después de ser restaurada tras la victoria socialista en las elecciones generales de 1982, dedicó el primer sueldo recobrado a la compra de una cámara de proyección que regaló a su nieto Manuel Marsó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios