Diario de las Artes

Conociendo los entresijos

Cristina López Cristina López

Cristina López

CRISTINA LÓPEZ

Sala Practika

CÁDIZ

Era muy jovencita cuando hasta los espacios de la Sala del Diario de Jerez, que por entonces iniciaba su andadura, llegó una animosa pintora con infinitas ganas de meter la cabeza en una profesión a la que se necesitaba llegar bien preparado, para no sucumbir en el intento, pues lo artístico es un ente complejo en el que, desde dentro, se exigen planteamientos que, muchas veces, provocan rechazos y esquivos argumentos, aunque el que aspire a entrar en su seno vaya con las alforjas bien provistas.

A Cristina López no le faltaba entusiasmo y ganas. Eran, desde el principio, buenos planteamientos para llamar a la puerta. Como la filosofía de 'ArteaDiario', en aquellos momentos iniciáticos, era ofertar la sala a todos cuantos jóvenes iniciaban su andadura y se les presentían buenas perspectivas, fue autora seleccionada para exponer en las estancias de la calle Patricio Garvey. No defraudó y ofreció una pintura que levantaba expectativas y que apuntaba maneras, buenas maneras. Después, continuó su camino, navegando por las revueltas aguas, de un arte exigente, voluble, caprichoso y, muchas veces, hasta poco sensato.

Ahora, después de algunos años, sabemos de su trabajo constante en una pintura figurativa a la que sigue rindiendo pleitesía y ofertándole sus entusiastas propuestas. Muy buena señal pues en el Arte, la menor duda provoca reacciones contrarias y te envuelve en una espiral de indiferencia que te hace perder los rumbos y te margina hasta espacios donde anida una realidad brumosa que te borra haciéndote sucumbir.En Cádiz, en la calle Parlamento, muy cerca de donde fue encontrada la Dama de Cádiz, el sarcófago femenino fenicio que tanto buscara Pelayo Quintero Atauri y que, cosas del destino, estaba bajo una palmera de la que fue su casa, se encuentra la Sala Practika, un espacio multiusos, mitad academia de arte, mitad sala de exposiciones. Las obras de buenos artistas han ocupado sus paredes y dada la gran actividad existente, es un dinámico centro artístico, de los pocos que existen en la capital de la provincia. Allí, la pintora jerezana presenta una muestra de su trabajo.

Pintura bien configurada, de estructura amplia y buen desarrollo escénico. Sus obras nos conducen por paisajes urbanos de la ciudad gaditana, enclaves íntimos de un Cádiz con muchos buenos argumentos para una pintura como la de Cristina López que sabe extraer sus máximas posiciones representativas. Junto a ellos atractivos bodegones que sorprenden por la calidad de las texturas, la limpieza de la composición y los buenos esquemas ilustrativos de una realidad a la que ella concede sus argumentos expresivos más justos para que lo real no sea un mero juego efectista.

Cuando alguien se propone una cosa, siente amor por lo que hace y está en posesión del sentido necesario para llevarla cabo, el horizonte se le abre con claridad. Si, además, sabe moverse por los senderos adecuados y con pocos titubeos, las perspectivas se prevén diáfanas. Cristina López lo viene demostrando. Así, el error se hace más difícil.

Jim Dine. Jim Dine.

Jim Dine.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios