Música

El Festival Alcazaba reúne a unas 6.000 personas

  • El programa de actos cierra con una gran participación de público de todas las edades

Un momento del concierto del viernes de 'Danza Invisible' en la Alameda Vieja. Un momento del concierto del viernes de 'Danza Invisible' en la Alameda Vieja.

Un momento del concierto del viernes de 'Danza Invisible' en la Alameda Vieja. / Vanesa Lobo (Jerez)

El Festival Alcazaba Rock-Pop ha cerrado una semana de actividades en torno al recuerdo de la historia musical de los años 80 en la ciudad, con una programación cultural que ha contado con una gran respuesta por parte del público jerezano, y consolidando una propuesta cultural muy interesante y atractiva.

La Alameda Vieja congregó el pasado viernes a unas 6.000 personas, que disfrutaron con los conciertos de La Tarambana, Danza Invisible, Medina Azahara y Fitoscopia, en una noche en la que amantes de la música de todas las edades y familias enteras compartieron una gran fiesta de la música que se desarrolló con el mejor ambiente. La Delegación de Juventud ha contado para poner en marcha este festival con colaboradores de excepción que se han volcado para recordar momentos musicales de los años 80 en Jerez, desde aquel primer Festival Alcazaba en el año 1982.

La edil Laura Álvarez ya agradeció personalmente este apoyo el pasado viernes al periodista Pepe Contreras, impulsor de las primeras ediciones de Alcazaba Rock, Joaquín Carrera, director de Cultura en tiempos de la Corporación que impulsó los festivales de los años 80, y Rafael Lobo, de la asociación Doble Cero Club, la Máquina del Tiempo y Alfonso Clemente, del colectivo Los Nostálgicos de los 80’s.

Desde Juventud también se ha destacado el gran trabajo realizado por las empresas jerezanas Provis Sonido e Iluminación, Tritón Livefun, Protvise Vigilancia, y la labor de Edificarte Eventos. También desde Juventud se ha destacado la aportación de Protección Civil, Policía Local y Policía Nacional.

Los conciertos celebrados el viernes se desarrollaron con momentos muy emocionantes, dada la entrega de todos los grupos participantes, y la sintonía con el público asistente, en una noche en la que la Alameda Vieja siguió consolidándose como escenario para citas musicales de gran formato. La ausencia de incidentes fue la tónica de la noche.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios