Cultura

El Festival de Guitarra Flamenca cierra su primera edición con éxito

  • El guitarrista de Moguer Álvaro Mora se alzó con el primer premio del Concurso Javier Molina

José Luis Balao junto a sus alumnos, durante uno de los momentos más emotivos del Festival. José Luis Balao junto a sus alumnos, durante uno de los momentos más emotivos del Festival.

José Luis Balao junto a sus alumnos, durante uno de los momentos más emotivos del Festival. / Paco Barroso

Después de cinco días de actividad, el I Festival Internacional de la Guitarra Flamenca de Jerez concluyó con éxito. El sueño del empresario Mario González, unido a la confianza en la guitarra que deposita día tras día Santiago Lara, director artístico, han permitido que Jerez pueda contar, esperemos que por muchos años de aquí en adelante, con una propuesta cultural y musical más.

En esta primera tentativa ha habido una conferencia sobre Javier Molina, un encuentro coloquio con el maestro José Luis Balao y un concurso de guitarra que intenta así recuperar aquel prestigioso certamen que durante 27 ediciones defendió, con mucho esfuerzo y pocas ayudas, la Peña Flamenca Los Cernícalos.

En el capítulo de conferencias, la organización ha querido recuperar el papel y la trascendencia que Javier Molina, cuyo nombre se le ha designado también al concurso, y por ello, éste que les habla, llevó a cabo una ponencia para destacar su biografía, aportaciones y sobre todo influencias, creando una escuela que hoy pervive. La cita culminó con la intervención del guitarrista José Gálvez, que, como alumno de Parrilla de Jerez, rescató una de las falsetas que Parrilla había aprendido de Rafael del Águila y éste de Javier. Todo un lujo.

La jornada del jueves situó en el eje del Festival a José Luis Balao, figura sobre la que ha girado toda esta primera edición. El maestro dialogó largo y tendido con el compañero José María Castaño repasando su amplia trayectoria, primero artística y luego dedicada a la docencia. Anécdotas y recuerdos sirvieron para que el público disfrutara de una velada que también tuvo su aporte musical, esta vez en las guitarras de Damian Writte y del jerezano Marcos de Silvia, de sólo 12 años pero con gran porvenir.

Evidentemente, el concurso ha sido "el buque insignia" de este festival, un concurso en el que el pasado jueves tomaron parte los seis finalistas elegidos de más de cuarenta inscritos. Con un jurado compuesto por Santiago Lara, Juan Diego Mateos, Paco Lara, José Quevedo 'El Bolita' y Manuel Valencia, estos cinco profesionales de la guitarra tuvieron que meditar bastante el ganador de esta primera edición, debido al alto nivel exhibido por los seis participantes.

Cada uno de ellos debía interpretar tres toques. Así, Ángel Flores tocó taranta, alegrías y bulerías; Alberto Torres, taranta, tangos y seguiriyas; Didier Macho, granaína, alegrías y bulerías; Antonio González, taranta, guajira y soleá; Panos Kartimpelis, farruca, tangos y bulería; y Álvaro Mora, granaína, soleá y alegrías.

Finalmente, el jurado optó por el joven guitarrista de Moguer, Álvaro Mora (que se embolsará los 1.500 euros del primer premio que patrocina Diputación de Cádiz), que hasta última hora pugnó con el primer puesto con el chipionero Antonio González y el madrileño Ángel Flores, segundo y tercero.

Pero sin lugar a dudas, el momento de esta primera edición sucedió en el Alcázar. Ocho alumnos del maestro José Luis Balao (Alfredo Lagos, Bolita, Javier Patino, Javier Ibáñez, Santiago Lara, Juan Diego Mateos, Paco León y Paco Lara) se reunieron sobre el escenario del patio de San Fernando del Alcázar para rendir honores a su profesor, que disfrutó, como las casi seiscientas personas que acudieron al recinto, de una noche histórica en la que se dieron cita otras guitarras lujosas de la ciudad, como el maestro Paco Cepero y Manuel Valencia. El contrapunto lo pusieron el baile de Mercedes Ruiz y el cante de David Lagos.

El sábado, en la segunda de las citas de este Festival, había dos firmas exquisitas, Diego del Morao y Antonio Rey, además de una serie de colaboraciones, como la de Juana la del Pipa, José Rey, que completaron otra velada interesante. Ahora, una vez abierto el camino, toca seguir remando para intentar que este Festival Internacional de la Guitarra siga ampliando sus miras. Suerte y enhorabuena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios