Cultura

El Festival de Locarno reconoce el magisterio de José Luis Alcaine

  • El certamen suizo entregará uno de sus premios honoríficos al director de fotografía español

Alcaine, con el Premio Ricardo Franco del Festival de Málaga de 2011 en reconocimiento a su trayectoria. Alcaine, con el Premio Ricardo Franco del Festival de Málaga de 2011 en reconocimiento a su trayectoria.

Alcaine, con el Premio Ricardo Franco del Festival de Málaga de 2011 en reconocimiento a su trayectoria. / sergio camacho

El Festival de Cine de Locarno (Suiza), uno de los más prestigiosos de Europa, homenajeará al director de fotografía español José Luis Alcaine por su larga trayectoria, en la que "trazó nuevas perspectivas para el mundo del séptimo arte", anunció ayer la dirección del certamen. Alcaine (Tánger, 1938) cuenta con más de 125 películas a sus espaldas y ha forjado una forma de trabajar que el festival suizo, que celebrará del 2 al 12 del próximo mes de agosto su 70 edición, alabó por conseguir una "fotografía que exalta formas y contrastes sin dejar de ser creíble". Desde sus inicios en un laboratorio de fotografía en Madrid, este amante del cine experimentó un ascenso meteórico y acabó colaborando con los directores más influyentes del cine español.

Destaca especialmente su relación con Pedro Almodóvar, con quien ha trabajado en cinco ocasiones: Mujeres al borde de un ataque de nervios (1988), ¡Átame!" (1989), La mala educación (2004), Volver (2006) y La piel que habito (2011). Por su trabajo en Volver recibió un Premio del Cine Europeo y por La piel que habito, un galardón en Cannes. En la década de los 80 participó en filmes que dejaron huella en el imaginario colectivo español como El Sur (1983), de Víctor Erice; La corte de Faraón, de José Luis García Sánchez; Los paraísos perdidos (1985), de Basilio Martín Patino, o El viaje a ninguna parte (1986), de Fernando Fernán Gómez. Y resultan imprescindibles para comprender su sello películas como Amantes (1991), una de sus numerosas colaboraciones con Vicente Aranda; Tasio (1984), de Montxo Armendáriz; Akelarre (1984), de Pedro Olea, o Sevillanas (1992), de Carlos Saura.

Ha trabajado con Víctor Erice, Pedro Almodóvar, Vicente Aranda, Carlos Saura o Bigas Luna

Ha trabajado además con Fernando Trueba (El sueño del mono loco, 1989; Belle Époque, 1992), con Bigas Luna (Jamón, jamón, 1992; Huevos de oro, 1993 y La teta y la luna, 1994) o con Manuel Gutiérrez Aragón (Demonios en el jardín, 1982). También ha trabajado en el cine italiano en títulos como Così come sei (1978) de Alberto Lattuada o Il mio West (1998) de Giovanni Veronesi. Avalado por cinco premios Goya y 17 nominaciones, Alcaine trabaja ahora en el rodaje de Domino, un thriller del estadounidense Brian de Palma, con quién ya realizó Passion (2012), y se prepara además para colaborar con el iraní Asghar Farhadi en su nuevo proyecto, en el que participarán también Penélope Cruz, Javier Bardem y Ricardo Darín.

"En la larga carrera de José Luis Alcaine encontramos la riqueza de expresión que tanto nos gusta en Locarno. Antes de ser película, un filme es una mirada hacia el mundo, y este mundo ve la luz gracias al trabajo de artistas como él, capaz de imprimir en el cine los tonos de la piel de forma extraordinario", destacó el director del festival, Carlo Chatrian.

Por todo ello, el director de fotografía recibirá el Premio Vision TicinoModa el 10 de agosto. El galardón se completará con la proyección de cuatro de sus películas (el certamen suizo no indicó cuáles) y una clase magistral del propio Alcaine, "uno de los profesionales más preparados del cine", en palabras de Chatrian, un fotógrafo, añadió, "capaz tanto de dar vida a escenas muy eróticas como de enseñar la relación entre el cuadro Guernica de Picasso y el filme Adiós a las armas de Frank Borzage".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios