Cultura

El Festival de Málaga viste de largo su edición más internacional

  • Quince películas competirán por la Biznaga de Oro en una edición que gana dos días y que amplía su Territorio Latinoamericano

El Festival de Cine Español de Málaga se adelanta este año a la Cuaresma para vestir su decimoséptima edición, que se celebrará del 21 al 29 de marzo, como la más internacional de su historia. Para confirmarlo, basta atender a sus extremos: la película inaugural (presentada a concurso en la Sección Oficial) será la última de la peruana Claudia Llosa, No llores, vuela, protagonizada por Jennifer Connelly y recientemente vista en la última Berlinale; y la de clausura será (fuera de concurso) Una noche en el viejo México, la segunda película de Emilio Aragón, rodada en Estados Unidos y protagonizada por Robert Duvall. Entre una y otra podrán verse producciones de once nacionalidades, merced especial a la ampliación del Territorio Latinoamericano a través de la nueva sección Focus.

Por si fuera poco, el certamen gana dos días respecto a la edición del año pasado (sin mayor gasto presupuestario, tal y como ha recordado su director, Juan Antonio Vigar: la inversión municipal sigue siendo de 2,6 millones de euros, no sólo para la próxima edición sino para todas las actividades, ciclos, exposiciones y proyecciones que el festival celebra durante todo el año, además del mantenimiento de las instalaciones del Cine Albéniz) y, si bien la clausura oficial tendrá lugar el sábado 29, para el domingo 30 la organización ha recuperado el maratón de películas ganadoras en las distintas secciones, que se celebrará en el citado Albéniz. Por la Biznaga de Oro competirán en la Sección Oficial quince películas, constituyentes de una "foto fija", como señaló Vigar, de cuanto se cuece en el cine español hoy día.

Ya ha sido la presentación de contenidos en el Ayuntamiento, con toda la pompa y las intervenciones de los muchísimos patrocinadores del sarao (no son tantos, pero lo parecen). Juan Antonio Vigar subrayó que la clave sigue siendo "el compromiso por el cine y por Málaga", y sí, por ahí van los tiros. El festival mantiene todas sus secciones (Oficial, Premiere, Zonazine, Territorio Latinoamericano, Documentales, Animazine y Cortometrajes, entre otras) y lo cierto es que el nivel de participación demuestra que el certamen cuenta cada vez más para los creadores a la hora de presentar sus trabajos en este certamen. Con vistas a la nueva edición, la organización ha recibido 109 largometrajes de producción española, 832 cortometrajes, 439 documentales, 123 largometrajes de producción de países latinoamericanos y 102 películas aspirantes a su inclusión en la sección Afirmando los derechos de la mujer. Estos registros, verdaderos hitos del certamen, demuestran, como apuntó Vigar, que los lazos que el festival mantiene con la industria audiovisual "son cada año más fuertes". El impulso a la proyección viene dado este año, además, y en gran parte, desde el Ministerio de Cultura, que ha decidido incluir el Festival de Málaga en el Programa de Internacionalización de la Cultura Española, en virtud del cual visitarán la próxima edición delegados de los festivales de Cannes, Chicago, Miami y Moscú, entre otros. Vigar subrayó que el compromiso del ICAA se mantiene intacto; de hecho, la directora de la institución, Susana de la Sierra, participará en una de las mesas redondas previstas.

En cuanto a lo artístico, la Sección Oficial conserva, ciertamente, un decidido rango de representatividad. Entre los quince títulos a concurso conviven cinco debuts, otros tantos segundos proyectos de otros directores, algunas piezas de veteranos y, en todo caso, registros muy diversos en cuanto géneros, tendencias y adscripciones: además de la citada No llores, vuela de Claudia Llosa figuran 10.000 km. de Carlos Marques-Mercet, 321 en Michigan de Enrique García (primera producción malagueña que llega a la Sección Oficial), A escondidas de Mikel Rueda, Amor en su punto de Teresa de Pelegrí y Dominic Harari, Anochece en la India de Chema Rodríguez, Carmina y amén del sevillano Paco León, Dioses y perros de David Marqués, El oro del tiempo de Xavier Bermúdez, Kamikaze de Álex Pina, La vida inesperada de Jorge Torregrossa, Los fenómenos de Alfonso Zarauza, Por un puñado de besos de David Menkes, Purgatorio de Pau Teixedor y Todos están muertos de Beatriz Sanchís.

Con los homenajes a José Sacristán (que recibirá el Premio Retrospectiva, patrocinado por el Grupo Joly), Maribel Verdú, Pablo Berger y Gil Parrondo; La primera Angélica de Carlos Saura como Película de Oro; la música de Pablo Cervantes, que dirigirá a la Orquesta Filarmónica de Málaga; el tributo al muy recordado director malagueño Pablo Cantos; los conciertos, las exposiciones, y otras hierbas, habrá cine, tanto, para todos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios