Cultura

Gallegos y Arnosa protagonizará un ciclo de conferencias en la ciudad

  • El artista jerezano del XIX centrará las jornadas junto a su paisano y amigo Salvador Sánchez Barbudo

  • El historiador Rodríguez Pardo busca apoyos para inaugurar además una gran muestra

Jerezanos hay miles, pero que una de sus obras cuelgue en el Museo del Prado, no tanto. Y, lo más grave, es que son pocos los paisanos que lo saben. Hoy hace 160 años que nació en esta tierra el pintor y escultor José Gallegos y Arnosa, autor de numerosas e importantes obras pictóricas y del magnifico baldaquino de la iglesia de Santiago. Gozaba de mano para el dibujo desde su mas tierna infancia y pasa una primera etapa de aprendizaje en las clases establecidas en el Casino de Artesanos de Jerez, donde recibe consejo de pintores como Luis Sevil, Adolfo del Águila, Camacho Gámez... y, sobre todo, de Guillermo Cook, quien más tarde sería director de la Academia de Bellas Artes de Jerez y que aconsejaría a los padres de José Gallegos que procurasen los medios para que el niño realizara estudios de Bellas Artes, dadas las increíbles facultades de las que estaba dotado el joven. Lo cuenta el historiador del Arte y restaurador jerezano Juan Manuel Rodríguez Pardo, con una importante trayectoria detrás en la investigación de autores de esta talla y de otros artistas jerezanos del siglo XIX, que reivindica la figura de estos nombres, grandes desconocidos en su propia tierra natal, así como la de Luis Sevil, Cala Moya, Muñoz Otero y Álvarez de Algeciras, entre otros muchos.

Bajo el mecenazgo de Guillermo Garvey Capdepon, propietario de la empresa vinatera de la que su padre era capataz general, en 1873, con 16 años, José Gallegos marcha a Madrid y recibe las enseñanzas de Federico de Madrazo, referente definitorio de una perfecta formación artística. Más tarde ingresa en la Real Academia de San Fernando de Madrid para estudiar pintura y escultura. Según la propia enciclopedia del Museo del Prado, en 1878 Gallegos viajó a Roma y asistió a la Academia Chigi y al estudio de José Villegas. En 1879 se marchó a Tánger para captar la vida marroquí, y uno de los cuadros que allí realizó, 'Botín de guerra', fue premiado con la segunda medalla en la Exposición Nacional de 1884.

Obras de ambos autores cuelgan en las paredes del Museo del Prado y del Thyssen

Tras viajar por toda Europa y figurar en casi todas las exposiciones mas importantes, Milán, Roma, Madrid..., Gallegos recibe varios premios y méritos importantes. En 1891 obtiene la Medalla de Oro en la Exposición Internacional de Berlín por su cuadro 'Boda en la sacristía de la Catedral de Sevilla'. Junto a Barbudo, Villegas, Barbasan, Salinas y Mariano Benlliure, Gallegos formaba parte del grupo más prestigioso de artistas españoles en la Roma de la época.

En este 2017, además de cumplirse el centenario de la muerte de Gallegos, también se conmemora la de Salvador Sánchez Barbudo, también jerezano nacido en 1857. Ambos artistas e inseparables amigos murieron en Roma. Rodríguez Pardo, en su intención de reivindicar ambas figuras, ha organizado un ciclo de conferencias en la ciudad sobre dichos autores que contará con la asistencia de destacados nombres del mundo del arte como Carlos González López, Juan Luis Sánchez Villanueva y Fernando Pérez Mulet, entre otros. La intención es celebrarlo en otoño. Asimismo, pretende realizar una exposición conmemorativa dedicada a Gallegos y Arnosa, tal como ya se le hizo a Barbudo en la Gerencia de Urbanismo allá por 1997, en la que contó con la colaboración del Ayuntamiento y entidades privadas. Porque hay que destacar que Rodríguez Pardo, que ha recorrido mundo en sus investigaciones, posee una importante colección de material de Gallegos y Arnosa que mostraría en esta exposición, como sus cartas de amor, su sombrero, las gafas que ponía a sus modelos... Cita para la que ya han mostrado su interés museos que poseen obras del artista jerezano como el Prado y el Thyssen, entre otros, pero para la que Pardo está buscando financiación ya sea por parte de la Administración o de entidades privadas como bodegas. "Desde aquí hago un llamamiento para poder realizar en Jerez, en su tierra natal, el homenaje que se merece con esta gran exposición, tal como se le hizo a Barbudo", cuenta Rodríguez Pardo, que se queja de que en esta ciudad "no se cuida a los artistas y estos de los que hablamos son de primera línea. Es muy importante darlos a conocer".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios