Cultura

García Abril: "Existe poca demanda musical en la sociedad española"

  • El compositor ha sido homenajeado hace unos días por el Conservatorio Joaquín Villatoro.

El Conservatorio Joaquín Villatoro organizó hace unos días su V Semana de Actividades Musicales, una cita en la que ha habido conciertos de alumnos y profesores, una conferencia, exposición de fotos y un curso de dirección de orquesta, impartido por Enrique García Asencio. Su objetivo era divulgar y dar a conocer todo lo posible la figura del maestro Antón García Abril, homenajeado en esta edición.

Antonio García Abril fue catedrático de composición del Real Conservatorio de Madrid, aunque sin lugar a dudas pasará a la historia por ser el creador de aquella mítica sintonía del programa 'El hombre y la tierra', que dirigía el añorado Félix Rodríguez de la Fuente.

García Abril reconoció en su estancia en Jerez "el ámbito cultural y musical" que ha creado el propio Conservatorio Joaquín Villatoro y destacó que lo que más le ha llamado la atención ha sido "el profesorado; porque el alumno, el joven, el niño siempre es un mundo abierto a cualquier posibilidad, a que le puedan descubrir mundos maravillosos como el de la música o no, y todo eso depende del profesor. En este caso, destaco la preparación, yo diría incluso humanística, del profesorado ya que el alumnado es reflejo de éste".

A la hora de describir las cualidades o sellos de su música, el compositor señaló "el equilibrio entre la ciencia para comunicar el pensamiento, arte y emoción; de esta manera se brinda al corazón del que la escucha emociones".

Respecto al futuro de la música en nuestro país su percepción fue más optimista. "Hay muchos conservatorios en toda España que están haciendo una labor absolutamente maravillosa tanto en el campo de la interpretación, composición y de la musicología. Sólo encuentro que existe un problema, una desconexión entre esta estupenda oferta y la demanda de la sociedad española, que siendo buena, en el sentido que está aumentando, le falta todavía coincidir con la oferta. Ese es el problema que todavía existe".

Por su parte, el también compositor Enrique García Asensio, que fue invitado al Curso de Dirección de Orquesta organizado por el Conservatorio, valoró la experiencia positivamente. "Ha sido un curso distinto a los que normalmente realizo, porque en primer lugar he tenido de asistente a una de mis mejores alumnas, Lucía Marín, directora de la Orquesta del Conservatorio Profesional de Jerez, que hizo toda la carrera conmigo en Musikene (Conservatorio Superior de Música del País Vasco) y que trabajó conmigo desde el año 2000. Posteriormente, se ha doctorado en Estados Unidos y es uno de los valores jóvenes españoles a la que auguro un gran futuro en el campo de la Dirección de Orquesta".

"En segundo lugar,-apuntó- se le hacía un homenaje al maestro Antón García Abril, gran amigo mío al que he estrenado muchas obras y, para mí, el más importante compositor español de nuestros días. Hemos trabajado una de sus obras, "Canciones y Danzas para Dulcinea", muy apropiada para las celebraciones de este año a Miguel de Cervantes. Por otro lado la Orquesta del Conservatorio ha demostrado un nivel muy importante y ha estado a gran altura, se ve que está en buenas manos", afirmó.

A García Asencio, que ha sido un maestro pionero en la enseñanza de la dirección de orquesta en nuestro país, sigue motivándole la tarea de "enseñar a todos los futuros directores lo que yo aprendí con mi maestro, el gran director rumano Sergiu Celibidache. Trabajé con él desde 1960 hasta un mes antes de su muerte en 1996, a los 84 años de edad. Fui su asistente y acabo de terminar un libro que espero se publique antes de terminar este año. Se publicará en español e inglés y con un video incorporado en donde se podrán ver todos los ejercicios y ejemplos musicales para la mejor comprensión de su técnica directorial".

Para él, lo fundamental para ser un buen director de orquesta es "tener condiciones naturales para ello. Uno puede tener condiciones musicales pero no quiere esto decir que las tenga para todas las especialidades que hay en música. Yo tenía muchas condiciones para el violín, pero ninguna para el piano aunque estudié seis cursos en el Conservatorio. Estudié composición, cosa importante para un director, pero he compuesto poco y nada importante, porque Dios no me ha llamado por ese camino. Hay que ver si se tienen esas condiciones y luego, si se tienen, cuanto más se sepa sobre música, mejor. Aparte de esto, tener la suerte de aprender una buena técnica de dirección, cosa que no es fácil de encontrar".

Era la segunda vez que el compositor visitaba la ciudad, pues recordó que su primera estancia "fue dirigiendo a la Orquesta Sinfónica de RTVE, siendo director titular, en el Teatro Villamarta. En esta ocasión me llevo la mejor impresión desde todos los puntos de vista".

Finalmente, García Asencio habló sobre el futuro de la dirección de orquesta en nuestro país, que ve "un poco negro, ya que aunque en España hay ahora más orquestas que nunca y de mejor calidad que nunca, casi todas tienen directores titulares e invitados extranjeros y se dan pocas oportunidades a los españoles, tanto jóvenes como mayores. Es una pena".

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios