CINE

Hacer reír es un oficio serio para el director Judd Apatow

  • Adam Sandler protagoniza el nuevo film del renovador de la comedia americana

Judd Apatow sigue su camino como el gran referente de la comedia actual americana. Una comedia que no bebe de los grandes y sofisticados clásicos de los 30 y 40, sino de la tradición abierta por las comedias gamberras de los 70 y 80. Como si el fantasma del genial y siempre excesivo John Belushi siguiese atormentando a sus descendientes y la sal gruesa no pudiese desprenderse de los guiones de los filmes americanos destinados a hacer reír. Pero Apatow parece haber dado un giro a este estilo, haciéndolo mas adulto y buscando una tercera vía entre American Pie y Ernst Lubitsch.

Claro que para algunos esto es una maniobra para seguir teniendo enganchado al público adolescente que se divertía viendo los usos que podía tener las tartas caseras viendo American Pie y ahora se ha convertido en treintañeros con todos los peajes que tiene la vida. Hipotecas, trabajo, familia, y como bonus track una crisis de campeonato. Las tramas de Apatow buscan una mayor madurez aunque sin dejar los estilemas de las comedias gamberras y más bien soeces. De alguna manera el cineasta sigue el camino que abrieron los Farrelly con Algo pasa con Mary y que después los propios hermanos no supieron explotar en títulos posteriores. En cualquier caso, Judd Apatow se ha creado su propio mito ya sea como director (Virgen a los 40, Lío embarazoso) o como productor (Supersalidos).

Este primer viernes de septiembre se estrena entre nosotros su última obra, Hazme reír, protagonizada por su viejo amigo desde que se conocieran cuando intentaban abrirse paso juntos en el áspero mundo del espectáculo. Sandler es uno de estos extraños cómicos americanos capaces de lo mejor y de lo peor, según el proyecto que tenga entre manos. Apatow ha contado una historia con tintes autobiográficos. Intentó en su momento ser monologuista cómico, pero él mismo se dio cuenta de que no tenía bastante talento para aguantar a palo seco horas de hacer reír en un escenario. Así que prefirió escribir para otros. Aunque parece que Hazme reír está basado más bien en la historia verídica del cómico Garry Shandling, que tras su exitosa y rompedora serie El show de Larry Sanders lo dejó todo para meterse en el mundo del zen.

A Adam Sandler lo acompañan uno de los iconos de la nueva comedia americana, Seth Rogen, y el gran Eric Bana, que aunque no lo parezca tiene un pasado como cómico de escenario, junto con Leslie Mann como la chica de la película. Curiosamente, el film enlaza con uno de los grandes clásicos del cine norteamericano, Frnak Capra y su ¡Qué bello es vivir!, con las segundas oportunidades. Cuenta cómo un famoso cómico es diagnosticado con una enfermedad terminal, quedándole poco tiempo de vida. Decide volver y aprovechar lo que le queda volviendo a sus raíces y a su vida sencilla, a la vez que ayuda a un joven aspirante a cómico en el que ve a su posible sucesor. Pero cuando le dicen que el letal diagnóstico puede estar equivocado, la cosa cambia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios