Cultura

'Hamlet' de Teatro Cómico de Sevilla triunfa en los premios Lorca

  • La candidata gaditana al galardón Ana López Segovia actuó con su 'Juanita Calamidad'

La compañía Teatro Clásico de Sevilla se alzó con ocho galardones, de los diez a los que optaba, en la IV edición de los Premios Lorca del Teatro Andaluz que este año como novedad llevan el nombre del poeta granadino Federico García Lorca. Su obra Hamlet recibió el distintivo como mejor espectáculo teatral, además de los premios a la mejor adaptación y dirección para Alfonso Zurro; el protagonista, Pablo Gómez-Pando, se llevó el distintivo como mejor intérprete masculino mientras que su compañera, Amparo Marín, se alzó con el de mejor interprete femenina. La escenografía, el vestuario y el diseño de iluminación de esta producción también recibieron otro reconocimiento.

La ceremonia organizada por la Asociación de las Artes Escénicas de Andalucía (ARESAN) tuvo lugar, como es habitual, en el Monasterio de San Francisco de Palma del Río (Córdoba), donde tras la recepción en uno de los patios junto al posado en el photocall, los artistas pasaron al salón principal. Debido a un corte de luz en dicho recinto, la gala comenzó con 45 minutos de retraso según lo previsto. A las 13.45, el presidente de ARESAN, Javier Paisano, dio la bienvenida a los asistentes entre los que se encontraba la consejera de Cultura, Rosa Aguilar. Paisano defendió en su discurso la desaparición del 21% en el IVA cultural, criticó la encarcelación hace unos meses en Madrid de los titiriteros granadinos y recordó a Rafael Arosa.

De nuevo, la aparición de la presentadora Paz Alarcón dio paso al el inicio de una entrega de premios marcada por ese retraso anecdótico. Otra de las novedades de esta edición ha sido la creación del Lorca Libro sobre las Artes Escénicas en Andalucía que ha recaído en la tesis doctoral Málaga durante la primera década del S. XXI de Miguel Ángel Jiménez Aguilar. Otra de las galardonadas por la difusión de las artes escénicas fue la gestora cultural y crítica teatral de Diario de Sevilla, Rosalía Gómez. Por otro lado, el Festival de Teatro de El Ejido fue reconocido con el Lorca de Honor 2016, lo mismo que ocurrió con la Escuela Internacional de Circo y Teatro CAU de Granada, institución que obtuvo la Mención de Honor. Entre las representaciones premiadas, Los pasos perdidos de la compañía de Ana Morales recogió tres distintivos, el de espectáculo flamenco junto con los de intérprete tanto masculino -para David Coria -, como femenino de danza flamenca -para Ana Morales-. En la categoría de revelación, Teatro a la plancha destacó por Los Perros.

Pero la segunda jornada de Feria de Teatro en el Sur no sólo contó con la celebración de la gala organizada por ARESAN. A la 11.00, Titiritrán teatro ofreció al público familiar la historia de dos tortugas enamoradas en Arturo y Clementina; más tarde, los más pequeños continuaron divirtiéndose con Sólos de Ymedio teatro, donde el títere Aurelio jugó con sus amigos imaginarios. Ya en la sesión vespertina, Startist e Hiperbólica producciones llevaron al escenario del salón Reina Victoria el estreno de Una hora en la vida de Stefan Zweig, un relato de ficción sobre los últimos momentos en 1942 del escritor austriaco antes de suicidarse con su esposa durante su exilio en Brasil.

La compañía de Fernando Hurtado puso la danza en la tarima de la sala La caseta con Confesiones de un primate en el km 50. Y del baile a la duda, a la reflexión planteada en Juanita Calamidad de Chirigóticas acerca del compromiso o el cambio en el modo de vida, algo a lo que su protagonista se aferra en no arriesgarse. Precisamente Ana López Segovia ganó el galardón como mejor actriz en este encuentro en 1999.

Fuera de las salas, Varuma teatro se echó a la calle con Instante para deleitar a los espectadores palmeños con técnicas circenses llenas de equilibrios, malabares, rueda cyr, acrobacia, break dance o danza contemporánea. La última actuación de la programación llegó de la mano de la revelación de este año según los premios Lorca, Teatro a la plancha interpretó Los perros en el patio de la Casa de la Cultura, un texto de Selu Nieto donde tres despojos despojados de un viejo hospicio sueñan con la salida. De esta forma, la localidad fue escenario por segundo día de una feria que nada más empezar ya se encuentra en su ecuador.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios