Diario de las Artes

Iconografía de lo femenino

Tuty Márquez, junto a algunas de sus obras. Tuty Márquez, junto a algunas de sus obras.

Tuty Márquez, junto a algunas de sus obras. / Manuel Aranda (Jerez)

TUTY MÁRQUEZ. Sala Pescadería. JEREZ

La exposición de la Sala Pescadería que ha llenado estos raros inicios de la primavera nos sirve para adentrarnos en los infinitos aspectos que animan el Arte Contemporáneo. Las obras que nos encontramos en el primer espacio expositivo municipal abren las múltiples perspectivas que intervienen en los desarrollos creativos que se plantean desde un Arte que está infinitamente más allá de lo que físicamente se presenta y de lo que la mirada visualiza sin margen para mucho más.

A Tuty Márquez se la conoce como una acertada ceramista que da a la vieja materia plástica unos postulados nuevos donde se expanden todo tipo de posiciones, desde las matéricas, las meramente formales y estéticas hasta las conceptuales y significativas. Ahora, nos llega como una artista total que nos adentra por los complejos de una obra que desarrolla las infinitas circunstancias de una obra valiente que asume abiertas posiciones.

En primer lugar las piezas que componen la muestra, cerca de un centenar, exteriorizan un entramado material conformado por elementos de desecho; un reciclaje de aquello que se guarda en las cajas olvidadas donde objetos de muy dispar naturaleza mantienen vivo aquel recuerdo que no se quiere perder.

Con tales determinantes piezas, la artista construye sistemas compositivos que repiten una unidad estructural y que se materializa en un cuerpo idealizado con unos elementos que proponen una especial metáfora de lo femenino. En la cabeza sitúa la imagen de una mujer extraída, la mayoría de las veces, de un amplio pretérito cultural que posibilita desenlaces imprevistos. El cuerpo se configura con distintos aspectos de esos materiales de desecho con pequeños elementos sacados de esa realidad ceramista que forma parte del trabajo habitual de la autora.

En este sentido, se concede un especialísimo marco significativo al aspecto sexual, manifestándose en la presencia mediata de un órgano sexual femenino, constituido desde esa particular materialidad que se plantea en las obras de esta artista y que patrocina infinitas posibilidades para formalizar un máximo icono de lo femenino. Unos mínimos colgantes completan esa hipotética corporeidad y acentúa la realidad suscrita.

Pero las obras no sólo patentizan el concepto de reutilización, ni siquiera la formación de una identidad femenina; las piezas de Tuty Márquez desarrollan una dimensión mucho más amplia. Esos objetos convertidos en poemas visuales nos hacen transitar por los amplios horizontes de una iconografía sobre la mujer, sobre las complejidades que acontecen alrededor de un universo de hombres donde la mujer sólo juega el papel que le dejan y que, a veces, hasta se traducen en traumáticos desenlaces.

Las obras de Tuty Márquez son espacios de reivindicación, de búsqueda de libertades, de manifestación de derechos justos, de anhelos por un mundo de normalidades, de considerar a la mujer como una entidad social normal, sin dependencias ni alteraciones sociales y mucho menos de consideraciones sexuales espurias.

La obra que se presenta en la Sala Pescadería conjuga pasado con presente, parando el tiempo en una realidad acuciante que magnifica los esquemas de una mujer protagonista de un espacio vital con infinitos desarrollos e incalculables matices.

Muy buena exposición la que nos ofrece una artista que deconstruye para construir, que identifica símbolos y signos de distinta naturaleza, que genera posturas reivindicativas, que sabe utilizar diversos materiales a la búsqueda de una unidad identificativa mayor; en definitiva, que crea un universo plástico lleno de sentido y de máxima dimensión formal.

En la muestra nos encontramos con un conjunto de obras que suscriben infinitas realidades, aquellas que se generan desde sabios y acertados postulados materiales y, además, que ejercen de metáforas identificativas de un concepto lleno de perspectivas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios