Hallazgo

Los primeros artistas fueron neandertales

  • Investigadores de la UCA participan en una investigación internacional que data el origen del arte rupestre hace 66.700 años, 20.000 años antes

Trabajos realizados en las cuevas de Ardales, en Málaga Trabajos realizados en las cuevas de Ardales, en Málaga

Trabajos realizados en las cuevas de Ardales, en Málaga

Los neandertales también fueron artistas, dejaron sus creaciones en cuevas españolas y los investigadores que acaban de confirmar este hallazgo que ayer mismo publicó la prestigiosa revista Science pertenecen a la Universidad de Cádiz y al Neanderthal Museum de Mettmann (Alemania). Juntos han participado en un trabajo interdisciplinar e internacional con científicos de universidades y centros de investigación de cinco países (España, Portugal, Francia, Reino Unido y Alemania) que han logrado datar arte rupestre de origen neandertal en la Península Ibérica hace 66.700 años, es decir, 20.000 años antes de las fechas hasta ahora conocidas. Un hallazgo que crea un nuevo paradigma y reabre el debate sobre el origen y expansión de las primeras capacidades artísticas de los humanos, hasta ahora relegadas al hombre anatómicamente moderno.

La revista americana recoge así los resultados de la línea de investigación que, mediante el método de análisis del Uranio Torio (U/TH), ha permitido datar muestras -con un total de 54 dataciones- de tamaño de miligramo de depósitos de calcita existente por debajo y por encima de pinturas en tres cuevas españolas (Ardales en Málaga, Maltravieso en Cáceres y La Pasiega en Cantabria) y revelar, en consecuencia, el origen del arte por los neandertales en la Península Ibérica.

Unas investigaciones que se iniciaron en 2015, con la autorización de la Junta de Andalucía y en colaboración con los ayuntamientos de Ardales y Teba (Málaga), gracias al proyecto general de investigación (PGI) Las sociedades prehistóricas (del Paleolítico Medio al Neolítico Final) en la Cueva de Ardales y Sima de las Palomas de Teba (Málaga, España). Estudio geoarqueológico, cronológico y medioambiental, cuyos principales protagonistas valoraron ayer en el transcurso de una rueda de prensa que contó con la complejidad de que la información estaba embargada, por lo que no se pudo detallar demasiado hasta que por la tarde se publicó en el artículo científico Datación U-Th de las costras carbonatadas revela el origen neandertal del arte rupestre (U-Th dating of carbonate crusts reveals Neanderthal origin of Iberian cave art).Así, tanto los coeditores del artículo y codirectores del proyecto, el catedrático de Prehistoria de la Universidad de Cádiz, José Ramos, y el director del Neanderthal Museum, Gerd Weniger, en compañía del rector de la Universidad de Cádiz, Eduardo González Mazo, del consejero de Cultura de la Junta de Andalucía, Miguel Ángel Vázquez, la secretaria General de la Consejería de Cultura e Igualdad de la Junta de Extremadura, Miriam García, y la alcaldesa de Ardales (Málaga), María del Mar González, avanzaron algunos datos de este noticia que ya supone todo "un paradigma" para la comunidad científica internacional, dijo el rector, González Mazo, y que protagonizan "investigadores de la Universidad de Cádiz, que está situada en un punto álgido en la transferencia de conocimiento".

Entre las reveladoras dataciones se encuentra la obra realizada en la Cueva de Ardales hace ya 65.000 años, en la que aparece una formación de espeleolemas decorada con concentraciones de color rojos alargadas; el signo lineal rojo de la cueva de La Pasiega, en Cantabria, con al menos 64.800 años, o una mano negativa roja en la cueva de Maltravieso, en Cáceres, con 66.700 años. Son fechas anteriores, al menos en 20.000 años, a la llegada de grupos modernos a Europa, "por lo que estos resultados confirman una mayor antigüedad para el arte paleolítico de las cuevas", certificando la autoría por los grupos humanos neandertales.

En este sentido, uno de los principales artífices del proyecto, el catedrático José Ramos, avanzó que la confirmación de presencia neandertal en Ardales y Sima de las Palomas obtenida con la técnica de carbono 14, también habla de "unos primeros artistas que han tenido movilidad" y ofrece datos reveladores sobre "cuestiones culturales, de convivencia o extinción, transmisión de tecnología y las relaciones con el norte de África".

Datos que "confirman el interés del sur en estas excavaciones abiertas -que continúa en Ardales- y aclaran aspectos de la propia evolución humana". También afirmó que en Ardales, "cuando se van los neandertales hay etapas de vacío en las que no conviven con el hombre moderno".

Por su parte, el director del Neanderthal Museum, Gerd Weniger, habló de éste como un nuevo hito comparable al de Altamira en el XIX, señalando "una nueva etapa para la arqueología en la Península Ibérica". Estudios que documentan "que el arte rupestre también pertenece al mundo neandertal".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios